Oliveros: Valor del dólar es insuficiente en la hiperinflación venezolana

El director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, advirtió que los precios seguirán aumentando en cualquier divisa siempre que el valor de cambio del dólar se mantenga anclado por el control oficial.

Explicó en entrevista a VPI TV que, debido a la hiperinflación que atraviesa el país, el precio del dólar no alcanza para cubrir el incremento de los costos en moneda nacional. Es decir, que seguirán subiendo los costos de los productos aun cuando se trate de pagar en monedas extranjeras el valor equivalente.

Las proyecciones de la empresa de análisis macroeconómico y planificación estratégica que dirige Oliveros indican que el dólar debería tener, para el momento de la entrevista, un valor de 16.000 bolívares. De esta manera no se producirían las distorsiones propias de la situación que atraviesa el país económicamente.

El economista señaló que, en términos técnicos, Venezuela atraviesa una “depresión económica con hiperinflacion”, lo cual refiere a contracciones muy profundas en la economía y a un acelerado incremento de los costos de venta y de producción. Así, dijo, no se puede hablar de “depresión” o “estaflación” como calificativos exclusivos para lo que ocurre en la nación. Recordó que es un caso único, ya que este tipo de situaciones solamente se han visto en naciones con conflictos bélicos o que han sufrido desastres extraordinarios.

Reiteró que no será posible un cambio económico que no pase primero por un cambio político, pues se deben implementar políticas públicas sanas que den certidumbre a los productores y los consumidores. 

Apuntó que este proceso no será exclusivo de los venezolanos, sino también de la comunidad internacional y de organizaciones como el Fondo Monetario Internacional. Recalcó que debe abarcar no solo la parte económica sino también la social y estructural.

Concluyó que si estos cambios no se producen, se evidenciará un mayor estancamiento de la economía: cierre de compañías, incremento del mercado negro, mayor informalidad y, finalmente, una (incluso mayor) disminución de la calidad de vida de los venezolanos, sobre todo de aquellos que reciben su salario en bolívares.

Fuente: El Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.