GNB inspeccionó plantas en Carabobo y Aragua

El dirigente regional de Voluntad Popular Salvatore Lucchesse denunció que una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana y otra de inspectores de la Superintendencia Nacional para La Defensa de los Derechos Socioeconómicos ingresaron a la planta de Parmalat, en la Zona Industrial Castillito de San Diego, estado Carabobo, para verificar si la empresa había acatado la convocatoria al paro cívico.

Los funcionarios se retiraron cuando observaron a los empleados laborando en la planta. Una fuente ligada al sindicato señaló que la mayoría de los trabajadores acataron el paro, salvo algunos que laboran en el área administrativa y de seguridad.

La Zona Operativa de Defensa Integral Carabobo informó que 1.069 militares inspeccionaron más de 59 empresas del estado Carabobo, incluida la Colgate-Palmolive. En Turmero, Aragua, guardias nacionales fiscalizaron la planta de Empresas Polar.

Roger Palacios, secretario general del sindicato de Alimentos Polar Oriente, informó que la presencia de militares y los cuerpos de seguridad del Estado se centró en el Centro Empresarial Polar de Caracas. “En el resto de las plantas Polar hubo inspecciones intempestivas del Sunagro, Ministerio de Alimentación, Indepabis y la Fuerza Armada Nacional”, precisó.

El dirigente denunció que otras empresas en las diferentes zonas industriales del país tuvieron inspecciones relámpago de los organismos mencionados.

Refirió que los empleados fueron a trabajar ayer porque “hubiera sido irresponsable llamarlos a quedarse en sus casas ante la amenaza de ir presos como consecuencia de las penalizaciones judiciales establecidas en las medidas espúreas del gobierno contra el sector agroalimentario”.

Aclaró, sin embargo, que los trabajadores apoyan el paro cívico y las otras acciones ciudadanas en defensa de la Constitución y el derecho a expresarse en el referéndum revocatorio.

Rodolfo Marco Torres, ministro de Alimentación, dijo: “Pudimos constatar que en las principales empresas, entre ellas Cargill y Monaca, estaban trabajando con total normalidad”.

Fuente: El Nacional /RMV