Empresarios plantean reinventarse para superar la crisis

Reinventarse. Esa parece ser la solución para enfrentar y superar la crisis que está atravesando el sector empresarial venezolano y como idea quedó plasmada en las diferentes ponencias que se presentaron en el marco de la XLVII Asamblea Anual del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio).

Durante el evento que llevó por lema “trabajar juntos por el país que queremos”, analistas y representantes de las asociaciones económicas que hacen vida en el país conversaron sobre los retos y capacidades que tienen hoy los empresarios.

Alfonso Riera, presidente de Front Consulting Group y primer vicepresidente de Consecomercio de la saliente directiva, propuso poner en práctica nuevos enfoques empresariales en la Venezuela de hoy y el mundo.

Riera llamó a sus colegas a reinventarse para cumplir con lo que pide la humanidad, que a su juicio es inclusión, desarrollando proyectos como los que han llamado “colaboracionismo empresarial”.

“De esto hay muy buenos ejemplos como las franquicias. ¿Y qué es un franquiciante? Es un empresario que no se guardó el secreto para sí, uno que comenzó a hacer negocios con el secreto ayudando a su vez a otro ser humano para que sus decisiones tiendan al éxito. Las franquicias están dando resultados muy positivos. Hace 25 años teníamos 9.000 empresas franquiciantes, hoy día hay 90.000 empresas en el mundo y se estima que para el 2030 sean unas 250.000”, afirmó.

Sobre el caso de Venezuela, precisó que existen unas 553 empresas franquiciantes y que lo más importante es que en los últimos dos años la cifra creció desde 530, pese a todas las dificultades del país. Estos formatos, explica, están tomando importancia porque ante las hostilidades y las crisis, es mucho más fácil enfrentar y generar soluciones en conjunto y no de forma individual. Entre sus propuestas también está mantener una comunicación constante con los colegas, ya que pueden surgir cosas importantes como la fusión de varios departamentos o la contratación conjunta de algún representante legal “que les permita sobrevivir”.

Desafiando los límites.La ponencia “Nueva Esparta tiene con qué” estuvo a cargo de Jesús Manuel Irausquín, director de la Cámara de Comercio de la entidad, quien conversó sobre la reforma de la Ley del Puerto Libre, una normativa que va avanzando, pasó por su primera discusión en la Asamblea Nacional y ya está en un proceso de consulta pública.

El joven empresario comentó que la reforma busca actualizar el Puerto Libre a los tiempos actuales, eliminando además algunas trabas y vacíos que tenía el texto anterior. Aunado a esto, actualiza temas sobre la producción regional.

“Se incluye lo hecho en Margarita, lo hecho en Venezuela y eso es muy importante. Adicionalmente, prevé la creación de un ente de promoción y desarrollo del estado, que se llama Fondo Esparta, que contaría con aportes de los importadores y productores, con el objetivo de promocionar los beneficios del Puerto Libre, la cultura, el deporte, las actividades turísticas y la profesionalización del empleo en la región”.

Irausquín refirió que el sector comercial en la isla está muy golpeado, por lo cual “está reinventándose día a día”, buscando nuevas alternativas, la incorporación de productos hechos en la región, los emprendimientos y la creación de franquicias con productos locales, para ir eliminando también la dependencia de las importaciones.

Representando a las mujeres estuvo la abogada Delia Rivas Castillo, quien además de ser asesora legal de una fundación contra la violencia de género, es emprendedora, microempresaria, dueña de un taller de orfebrería, motivadora y conferencista.

En su ponencia explicó a los presentes el significado y la importancia de desafiar los límites, sobre todo en momentos coyunturales. “Este es el momento perfecto para hacer lo que nunca habíamos hecho por el país. Estamos acostumbrados a vivir el lado negativo, acumulando situaciones negativas, y a pesar de que este momento es sumamente crítico puede sacársele mucho provecho, podemos impulsar lo que siempre imaginamos educándonos, trabajando juntos, entendiendo que sí es posible pero que el cambio que estamos construyendo quizás no lo veremos nosotros, pero sí generaciones futuras”.

Fuente: El Estímulo / El Interés/ JB