Conindustria: Gobierno tiene que recuperar confianza en la moneda

La Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) mediante un comunicado calificó de «imprudentes» las medidas sobre la sustitución del cono monetario, y exhortó a las fuerzas políticas a restablecer la salida electoral en lo político.

Consideran que es necesario la recuperación de la confianza en la moneda nacional, mediante un Banco Central de Venezuela autónomo «la economía venezolana tiene que ser administrada por quienes hayan demostrado experticia, prudencia y conocimiento para que se recupere la confianza que conduce a las inversiones industriales y por ende, a la producción de bienes y generación de puestos de trabajo que crean prosperidad; todo lo cual se puede conseguir, solo, en una economía de libertades».

Argumentaron que las políticas públicas han llevado a la destrucción de las industrias «esto se traduce en menor producción de bienes, aunado a una gigantesca inflación que imposibilita a los consumidores el acceso a muchos de los productos que requieren regularmente».

Respecto al cono monetario Conindustria señala que «el gobierno nacional ha dispuesto el cambio del cono monetario, ejecutándolo con impericia y de manera imprudente, lo cual ha obstaculizado en gran medida el comercio y con esto la capacidad de muchos ciudadanos de acceder a bienes, provocando confusión, desasosiego y unas muy inconvenientes manifestaciones de desorden popular».

Apunta el organismo en el escrito, que el «deterioro de la confianza en el Bolívar como mecanismo de intercambio y como moneda de ahorro destruye uno de los pilares fundamentales de nuestra economía y de nuestra sociedad. Este entorno ha llevado a situaciones como las registradas en algunas zonas del país, como es el caso de Ciudad Bolívar, donde el comercio y la propiedad privada han sido afectados, asumiendo el costo de una responsabilidad que es solamente del gobierno».

Subraya que «Venezuela debe regresar al orden constitucional y electoral, debe respetar la separación de poderes y la no interferencia de un poder público sobre otro como camino para la preservación de la democracia, el orden y la civilidad».

Fuente: El Universal