100 mil empleos formales se perdieron en Carabobo durante 2016

No podía ser de otra manera. El 2016 ha sido el peor año para la industria carabobeña. Con solo 30% de las líneas de producción activas, los inventarios de materia prima agotados, e incrementos constantes de salarios y de otros factores determinantes de las estructuras de costos, las cifras son negativas: Al menos 100 mil empleos se perdieron.

Se trata de 25% de los 400 mil puestos de trabajo formal con los que se contaba en la entidad, según alertó el presidente de Fedecámaras, Damiano Del Vescovo. Los números nacionales indican que un millón de personas perdieron su estabilidad el año pasado.

Desde 2014 se han perdido cerca de 300 mil empresas en Venezuela y las que se mantienen activas están laborando por debajo de la mitad de su capacidad instalada, mientras que más de 50% tiene una gran cantidad de empleados en sus hogares, porque las plantas no están laborando por falta de insumos.

Desde Fedecámaras se plantea un viraje de 180 grados en las políticas públicas para mejorar la economía del país. “El primer paso es un cambio en el modelo que permita la reactivación del aparato productivo venezolano y detener el cierre de las empresas, pues de lo contrario todas sucumbirán. Hay que encarar de una vez por todas la hiperinflación que tiene el país, el tema de inseguridad, las fallas de medicamentos, necesitamos mayor seriedad y que se dejen de anunciar obras que no terminan de arrancar, en esta lista están la ampliación del terminal marítimo de Puerto Cabello, la obra del metro, el ferrocarril y el túnel de San Diego, entre otros proyectos, es hora de que dejen de tomarle el pelo a la gente”.

Fuente: El Carabobeño / DB