Tributación en Sucre es Inconsulta y confiscatoria

***Una nueva ordenanza impone a las empresas de Cagua el pago mensual de tributos que, como mínimo, alcanzan hasta el 20% de los ingresos brutos de la respectiva industria o comercio a la cual se aplican

Maracay.- Como inconsulta y confiscatoria fue calificada la nueva Ordenanza de Impuesto sobre los activos económicos vigente desde junio de este año en Cagua, municipio Sucre.

La normativa impone a las empresas y comercios de las diversas áreas del sector productivo, la obligación de pagar tributos mensuales cuyo monto mínimo puede ser de hasta el 20% de los ingresos brutos de la respectiva industria o comercio.

Alejandro Balbi, Presidente de la Cámara de Producción y Comercio de Cagua y Santa Cruz, destacó que, aunque la normativa fue aprobada en diciembre de 2018, los empresarios, industriales y comerciantes del municipio se enteraron cuando la alcaldía empezó a cobrarla al finalizar el primer semestre del 2019.

“Recibimos una información, empezando el mes de julio, de una nueva ordenanza y la manera de enterarnos fue con la facturación, a estas alturas aún muchas empresas no tienen el flujo de caja suficiente para pagar el primer mes este impuesto, que además es mensual y no al cierre del ejercicio, como suele ser” destacó.

Tomarán medidas.El representante del gremio sectorial destacó que ante la inconstitucionalidad de la que surgió la nueva ordenanza, tienen previsto solicitar la nulidad del instrumento jurídico municipal y pedir que se les permita seguir tributando conforma a la ordenanza anterior.

“Si tomamos en cuenta la situación que vive el sector económico en todas sus áreas sencillamente es algo caótico, el comercio, la industria, los servicios, todo está afectado con esta nueva ordenanza”, dijo, razón por la cual esperan revertir sus efectos.

Destacó que ya tuvieron un primer encuentro con la síndico del municipio donde expresaron todas los efectos que causa la ordenanza en el sistema productivo y están a la espera de una nueva reunión.

Precisó que en esta primera reunión el gobierno municipal se quejó de que hay mucho comercio informal en el municipio.

En respuesta, Balbi argumentó que iniciarán una serie de operativos exhortando a los comercios y empresas a entrar en el ámbito de la formalidad y a la par que les invitarán a ponerse al día, en contraparte, el municipio acordó un primer acercamiento para revisar la normativa. “Estamos esperando que nos llamen, la pelota está del lado de ellos en este momento”, dijo.

Preocupados.Balbi remarcó que la principal preocupación es que esto genere más cierre de empresas porque, incluso la ordenanza obliga a aquellas empresas y comercios que están con baja productividad a pagar un impuesto mínimo que es cobrado en petros, cuyo valor es fluctuante.

“Es un impuesto confiscatorio, a la larga, las empresas tendrán que cerrar, el temor que tenemos, además del cierre de las empresas, es el impacto que esto tendrá en la economía”, resaltó.

Prensa CIEA / ECT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.