Gremios empresariales cuestionan nuevo sistema de precios

Los presidentes de Consecomercio, Fedecámaras y Conindustria coincidieron en que los nuevos sistemas de precios y de distribución y comercialización de bienes y servicios que estudia el Gobierno, no corresponden a un avance en la economía del país.

El máximo representante de Fedecámaras, Francisco Martínez, cuestionó que el sistema de precios siga estando sustentado en una de las leyes “más injustas que ha hecho el gobierno”. En ese sentido comentó que “no protege al consumidor, no estimula la producción, y por ende, tampoco puede establecerse” como un mecanismo “suficientemente ágil, eficiente y expedito que permita la formación de precios”. Refirió que ello se ha convertido en “el asesino” del emprendimiento del país y “en la espada de Damocles de la producción de bienes y servicios en Venezuela”.

No obstante, aceptó que las fiscalizaciones han mermado “bastante” y sin el “nivel de agresividad que existía”.

“Creo que se han dado cuenta de las distorsiones que ha generado el hecho de atacar el empresario, de la forma tan fuerte que se hizo en el pasado, porque las consecuencias las están pagando todos los consumidores, con el progresivo desabastecimiento que existe en el país”, expresó Martínez.

Por su parte, Cipriana Ramos, de Consecomercio, aseguró que este mecanismo sólo está manejado por el gobierno, responsable de  las divisas y la importación nacional.

En su opinión el cambio “va a ser posible, sí y solo sí se sientan los productores y comiencen a revisar realmente la estructura de precios con un dólar real, no con un dólar a Bs. 10, que no existe sino para un grupo que desconocemos, ni con un dólar a Bs. 250 que ya está, que tampoco sabemos dónde está”.

La dirigente empresarial señaló en torno al sistema de distribución y comercialización de alimentos, sólo “es una estrategia del gobierno para llevar el alimento de la persona a su hogar. Eso es aplicación del plan de la patria”.

Explicó Ramos, entonces, que “cuando estás eliminando la comercialización y la distribución del producto de manos del sector privado y la estas tomando tú directamente, la experiencia nos dice que vamos hacia otro fracaso. Porque el Bicentenario no fue fracaso del sector privado. Las miles y miles de empresas que están en manos del gobierno no fracasaron en manos del sector privado”.

Otro dirigente empresarial consultado, Juan Pablo Olalquiaga, presidente de  Conindustria, destacó que se necesitan precios consistentes con los costos verdaderos de los productos.

“Es un factor fundamental. En la medida que no se tiene unos precios que reflejen los verdaderos costos, en esa misma medida las empresas dejan de tener rentabilidad, que es lo que ha venido sucediendo hasta ahora, y en esa misma medida las compañías cesan de existir (…) Tenemos unas cuantas compañías que han dejado de existir, así que la revisión oportuna de precios es lo más apropiado”.

Olalquiaga explicó que la inflación no es una consecuencia de los incrementos de precios de los productos, sino que “el incremento de los productos es una consecuencia de la inflación”.

De tal forma, recomendó que para “parar la inflación”, hay que generar una corrección en la política fiscal y en la política monetaria, y “después de eso, lo que hay que hacer es darle mucho estimulo a que haya mucha más producción, para que hayan muchos más productos”.

“Cuando tú tengas muchos productos y una masa monetaria controlada, en esa misma medida vas a tener unos precios que van a ser regulados por el mercado mismo y en la medida que tengas mucha abundancia va a comenzar a haber la competencia muy necesaria para que haya la oferta de productos para que todos los consumidores puedan elegir”, detalló el dirigente industrial.

En cuanto al sistema de precios, manifestó que fue una medida tardía, pues, “en la medida en que ya una cantidad de productos han dejado de salir, y en la medida en que una cantidad de empresas han dejado de producir, ya el daño está causado”.

Para él, “revertir ese daño es realmente muy difícil. Por supuesto que hace falta revisar los precios, uno tiene que tomar unas medidas planificadas, macroeconómicas, para revertir la crisis en la cual estamos, y no focalizarte específicamente en el precio” de los productos.

“El Ejecutivo Nacional lo que tiene que hacer es manejar la política económica en términos de la política fiscal, cambiaria, monetaria y en término de la planificación de largo plazo del país”, concluyó Olalquiaga.

Fuente: El Universal / PE

Publicado en Sin categoría