Fedecámaras prevé que inventario de alimentos dure 45 días

El país enfrenta la mayor caída de ingresos en una década debido a la pérdida del valor del barril de petróleo -que en 18 semanas ha bajado $49,53. Esta situación ha profundizado la restricción cambiaria que venía sufriendo el país, y también ha afectado el abastecimiento.

Aunque esta realidad y la caída previa de los inventarios ha mantenido por casi dos semanas a un sector de la población haciendo colas frente a los comercios, el Gobierno lo atribuye a una “guerra económica”, pero el presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, rechazó la postura y las informaciones oficiales.

Desmintió la versión suministrada por el vicepresidente de Soberanía Alimentaria, Carlos Osorio, quien dijo -este miércoles- que el Ejecutivo contaba hasta con cuatro meses de inventario de los principales rubros (maíz, leche, entre otros).

“Las informaciones que tenemos directamente es que hay inventario para 45 días máximo, eso no es una buena noticia, sobre todo al nivel que se están ejecutando las compras (…) las compras nerviosas hacen que ninguna economía en el mundo pueda reaccionar”, señaló Roig.

Indicó que, por ejemplo, hay 95% de desabastecimiento en el área de detergentes y champú, mientras que en otras agrupaciones los faltantes son severos. “Si hubiese una guerra económica ¿cómo se explica que no hay productos de empresas del Estado? Deben preocuparse en el Gobierno si el enemigo está en sus filas”.

El dirigente rechazó que las filas de personas para comprar “sean una circunstancia”, pues cree que son “inherentes al modelo económico”, a la persecución del sector privado y otras medidas oficiales.

El ministro de Alimentación, Yván Bello, le salió al paso a estos señalamientos, al decir que “miente la derecha al hablar de que la Revolución ahorca a los empresarios”, pues hay “total acercamiento, respetando las reglas”. Aseguró que la venta restringida por cédula en las redes oficiales será temporal, ya que una vez se restituya el abastecimiento, el acceso volverá a la normalidad.

Sin divisas. El presidente de Fedecámaras también aludió a la necesidad de aplicar medidas para revertir los problemas, y aseveró que sin dólares no se podrá mejorar el abastecimiento.

Sobre esta materia, el segundo vicepresidente del gremio, Carlos Larrazábal, expuso que “la situación de las divisas es dramática”. En cuanto al complejo escenario del mercado de dólares, señaló que todos los mecanismos cambiarios que operan en el país tienen limitada la asignación de la moneda estadounidense.

Detalló que mientras desde hace casi dos meses no se realizan subastas en el Sicad I -donde se venden dólares a Bs 12- y el Sicad II -con divisas a Bs 52,01- está prácticamente paralizado desde noviembre, el Gobierno ni siquiera ha cumplido con los compromisos adquiridos en 2014.

Explicó que en mayo pasado se acordaron subastas condicionadas a cartas de crédito, pero, según dijo, “el Gobierno pagó 50% y acordó que al recibirse la mercancía se pagaría otro 30% y en 30 días el restante 20%, pero ese 50% no ha sido honrado”.

Para Larrazábal “es un problema grave la falta de toma de decisiones, (pues) la indecisión lo que hace es empeorar la poca confianza y eso en lugar de solucionar, agrava los problemas”.

Menos dólares. La falta de divisas se ve reflejada en los números publicados por el Centro de Comercio Exterior (Cencoex), ente que da cuenta de que entre enero y septiembre (último dato publicado) se entregaron en este esquema que liquida divisas a Bs 6,30, alrededor de $18 millardos, 45,6% menos que en 2013, cuando se aprobaron $33 mil 143 millones en el mismo lapso.

Fuente: El Tiempo (Puerto La Cruz)

Publicado en Sin categoría