Conindustria: No se justifica escasez de divisas

Alejandro Villalobos

Valencia (REDACTA).- El presidente de Conindustria, Carlos Larrazábal, rechaza la excusa de la escasez para justificar la insuficiente asignación de divisas a las empresas. ´¿Cómo vamos a tener escasez de divisas si el barril de petróleo lo están vendiendo a 100 dólares?´, reacciona.

De acuerdo al costo del crudo en estos días, el industrial calculó que al Estado está ingresando la mayor cantidad de divisas desde 2008, alza que precedió la crisis financiera mundial.

El precio promedio del petróleo, en los casi tres meses que van de 2011, ya supera los 88 dólares, cuando en 2008 terminó en 87 dólares por barril. Un año que además se destacó por un récord en las importaciones, que rozaron los cincuenta mil millones de dólares.

Larrazábal estuvo en Valencia para conversar con los agremiados de Capemiac. La Cámara que agrupa a los pequeños y medianos industriales de Carabobo, se afilió a Conindustria, como organismo cúpula, a mediados de 2010, después de retirarse de otra federación. En las charlas se informó a los locales cuáles son los beneficios de los que gozan ahora.

´El Gobierno tiene que entender que para que un país progrese, debe haber un sistema cambiario creíble, moderno, en el que tengamos confianza´, dijo el empresario. E insistió en que la palabra fundamental es confianza, ´que no existe mientras el Gobierno siga atacando la propiedad privada de forma recurrente´.

A su juicio, el Gobierno sigue estrangulando la empresa privada y, en vez de liberar los controles y facilitar la actividad económica, las soluciones que busca siempre giran entorno al dominio del Estado.

Un ejemplo de ello lo toma de las más recientes decisiones del Ejecutivo Nacional: ´Ahora las importaciones de las materias primas las hará el Estado´, se quejó Larrazábal. ´Ya tuvimos la experiencia en el sector alimentos con el caso Pudreval y todos los millones de toneladas que se perdieron por mal manejo del Gobierno´.

Desde el punto de vista del presidente de Conindustria, las empresas no pueden estar sujetas a que el Estado importe, porque es cuestión de logística, que es compleja en la mayoría de los casos y necesaria para que opere de manera óptima. ´Es muy difícil que un ente oficial vaya a dirigir la logística de importaciones de todas las empresas´.

El efecto de desastre que prevé Larrazábal será en la producción y, por ende, en los consumidores, que dejan de conseguir los productos en los anaqueles. ´Todos los sistemas de control propician la corrupción, y se convierte en extorsiones, como está ocurriendo con la solvencia laboral´.

No sólo hay problemas para traer del extranjero la materia prima. Las industrias básicas, que proveen aluminio y hierro a las empresas metalmecánicas (en Carabobo hay un buen porcentaje de ellas), no son eficientes y trabajan a un tercio de lo que reportaban hace algunos años.

´Vemos la consecuencia de la toma y deterioro de las empresas de Guayana, que hacen suministros incompletos y cuando les da la gana: Pides 10 y te mandan tres o cinco, cuando quieren´.

Larrazábal asegura que una empresa no se puede planificar de esa manera, porque provoca aumento de los costos. ´La intermitencia provoca paralizaciones de las plantas, y aumenta la carga de la nómina´.

A los problemas que enfrenta la empresa privada se suma la posibilidad de que se reediten los cortes eléctricos que afectaron la actividad productiva en 2010. ´Es un tema estructural de falta de inversión de hace años y hay problemas en la distribución de la energía´, analiza.

Larrazábal deja ver pocas expectativas para 2011. Lo que se ha vivido en estos meses es la misma tendencia del año pasado. Arroja que, quizás, el Gobierno aumente el gasto público, pero por la cercanía de las elecciones presidenciales. ´Pero inyectan dinero para importar, creando empleos en otros países. ¿Y qué pasa con los venezolanos?´.

Expropiaciones ya no son noticia

El presidente de Conindustria rechaza que haya bajado el tono y el promedio de las expropiaciones. Sostiene que ´ya no son noticia´. Hasta enero, cuando hicieron el corte del conteo nacional, el Gobierno tomó 31 empresas. Hasta alcaldías han expropiado: en Tinaquillo, un medio en Apure, una procesadora de asfalto en el sur de Aragua… Desde que el presidente Chávez inició la avanzada de expropiaciones en 2005, los industriales suman 624 empresas. Sólo en 2011 se cuentan 286.

Publicado en Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.