Venta de carros nuevos cae 47,5% en primer semestre

La comercialización de importados descendió 75,5% y la de nacionales 15,5%

El mercado automotor continúa desplomándose. En el primer semestre de 2009 las ventas de vehículos cero kilómetros descendieron 47,5% con respecto al mismo período del año pasado, según reportó la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez).

Entre enero y junio de este año la industria apenas comercializó 81.131 automóviles, casi la mitad de los 154.576 colocados en el mismo lapso de 2008.

El derrumbe que comenzó en enero de 2008 aún no se detiene. Tras los resultados de junio, el sector automotor acumula 18 meses consecutivos con registros adversos.

Si sólo se compara el rendimiento de junio pasado con el mismo mes de 2008 la caída del mercado es de 50,9%. En el sexto mes de 2008 se vendieron 21.427 unidades que contrastan con las 10.518 de junio pasado.

El boletín de Cavenez refleja que la caída más acentuada está en el segmento de los autos importados con una contracción de 75,5%. En seis meses sólo se sumaron al parque automotor 20.207 carros provenientes del exterior, mientras que en el primer semestre de 2008 habían ingresado 82.481.

El cierre de las importaciones decretado por el Gobierno nacional ante la merma de los ingresos petroleros coloca a este rubro lejos de su comportamiento histórico.

El promedio de venta mensual de unidades importadas en 2009 no llega a 4.000, mientras que en 2007 alcanzó las 28.000 y en 2008 -primer año de recorte de las importaciones- la media fue de 11.291 carros mensuales.

Sin embargo, la reducción también está en la venta de los vehículos nacionales, donde el bajón es de 15,5%.

Si en el primer semestre de 2008 se colocaron 72.095 automóviles fabricadas en el país, en los seis primeros meses de 2009 sólo se comercializaron 60.924 autos, esto es, 11.171 menos.

En este caso el recorte obedece a la caída de la producción nacional. Los fabricantes locales aseguran que los conflictos laborales y el retraso en la entrega de divisas han afectado el rendimiento de las ensambladoras durante todo el año.

Lejos de ver señales de mejoría, las previsiones para el segundo semestre apuntan a que la oferta seguirá siendo insuficiente, especialmente por la paralización indefinida de General Motors de Venezuela (GMV), principal fabricante y líder en ventas del país.

La compañía detuvo el ensamblaje de autos el pasado 19 de junio debido a los incumplimientos de Cadivi. Según la directiva, GMV tiene una deuda de un millardo de dólares con sus proveedores y hasta que el Ejecutivo no les presente un ´plan de pago´ no podrán reiniciar sus actividades en la planta de Valencia, estado Carabobo.

Por su parte, los responsables del sistema de compras programadas PlanFord publicaron ayer un aviso de prensa donde informaban que ´debido a las restricciones que existen actualmente en la industria hay ausencia de los modelos importados, incluyendo el modelo Ecosport en todas sus versiones.´

Ante este escenario, la empresa ofrece la posibilidad de ´cambiar a uno de los modelos de ensamblaje local´ a quienes hayan resultados favorecidos para la camioneta Ecosport.

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.