Sector manufacturero ha perdido el 40% del parque industrial venezolano

María Teresa Guedes
@mguedes_EA
Valencia

Para Carlos Larrazábal, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), el balance de los 12 años de Gobierno de Hugo Rafael Chávez Frías para nada es positivo en este 2011, para el sector manufacturero.
Explicó que se ha perdido prácticamente el 40 por ciento del parque industrial venezolano y eso representa la reducción de 500 mil puestos directos de trabajo, y quizás lo más grave es que no se ha generado el millón y medio de empleos que el sector industrial debió haber creado si la tendencia del crecimiento se hubiera dado en una economía normal.
“Hace 12 años teníamos más de 11 mil empresas establecidas, según cifras oficiales en Venezuela y hoy no llegamos ni a 7 mil, lo que quiere decir que se ha perdido prácticamente el 40 por ciento del parque industrial venezolano”, dijo.
Destacó que hace doce años el Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero representaba el PIB total cercano a un 18%, el cual era un peso bastante importante en la economía, actualmente ha bajado a un 15.2%, o sea, el peso del sector manufacturero se ha ido reduciendo progresivamente y eso se ve en el hecho de que cada vez somos más dependientes de productos importados. Las importaciones llegan a cifras inmensas, hasta 48 mil millones de dólares, lo que quiere decir que la oferta nacional cada vez es menor.
“Hay que reflexionar sobre lo que ha pasado en estos 12 años, hay que rectificar sobre las políticas públicas, ya que las mismas deben ser coherentes, donde tengamos un sistema cambiario estable y competitivo, donde tengamos unas políticas públicas macroeconómicas que le den estabilidad a la población, y que se tienda a eliminar la inflación ya que la misma es la más alta de Latinoamérica y la segunda más alta del mundo”, indicó.

315 empresas expropiadas
Expresó que desde el 2010 se han expropiado 315 empresas a nivel nacional, sin tomar en consideración las del sector agrícola que suman más de 630, las cuales han sido expropiadas en los últimos años y ese proceso continúa, “pero mientras el Gobierno no entienda que debemos tener un clima de inversión adecuado, y continúen las expropiaciones y los ataques a la propiedad privada, mientras se siga tratando de demostrar a la fuerza que un modelo que no está garantizado en la Constitución es mejor que el que sí está en la Carta Magna, no tendremos nuevas inversiones, y mientras no tengamos nuevas inversiones no tendremos más empleos, que es lo que necesita el venezolano”.

Restricción del consumismo
Por otra parte, Larrazábal sostuvo que el Gobierno Nacional anda en una política de restricción del consumo, ya que la Ley de Bancos restringe la cartera de créditos al consumo a un 20%, igualmente se restringe el ingreso a los altos funcionarios del Gobierno y se busca disminuir el consumismo en una medida que va en contra de la libertad del ciudadano.
Comentó que “de limitarse el consumismo pasaría lo que en los países comunistas, donde la motivación a estudiar, crecer y prosperar se restringe y al final del día nos nivelamos hacia abajo, hacia la pobreza y no nos nivelamos hacia un mayor bienestar que es lo que cualquier sociedad debe estar buscando”.

Bolsa de capitales
Del mismo modo, indicó que en cualquier mercado y país del mundo existe la bolsa de mercado de capitales, pero se busca crear una bolsa capitalista donde el mercado no sea el que rija los precios, sino que los establezcan unos funcionarios públicos y eso es contra natura de lo que es una bolsa de capital en cualquier parte del mundo y hasta puede prestarse para movimientos dudosos de cómo se fijan los precios en un momento determinado.
Destacó que la intención del Gobierno Nacional con la creación de una bolsa socialista es transar acciones y bonos, pero que el precio sea fijado por funcionarios del Ejecutivo y no por la oferta y la demanda, como funciona normalmente.
“Una de las tragedias en Venezuela es que las empresas que están en el mercado capital son muy pocas, si se comparan las bolsas que hay en países más pequeños como Ecuador, Perú y Colombia, el mercado de capitales es la vía natural de democratizar el capital, donde todos los ciudadanos puedan tener acceso a comprar acciones y tener sus ahorros resguardado a mejores tasas de rendimiento, y la bolsa de Caracas no transa nada porque las principales empresas que estaban en la bolsa que eran la Electricidad Caracas, Cantv, entre otras, fueron expropiadas”, agregó Larrazábal.

Poca producción del cemento
Relató que el Gobierno Nacional aspira hacer 150 mil viviendas este año, cuando los representantes de las empresas cementeras indican que la producción está a la mitad porque no se ha invertido, no hay materia prima y no se está gerenciando adecuadamente, llegando a lo absurdo, que es importar cemento de Cuba cuando Venezuela anteriormente era un exportador de cemento. Lo mismo sucede con las cabillas, ya que se han expropiado todas las empresas del sector metalúrgico que hace el producto para la construcción.
Dijo que el Gobierno es el que se ha montado en este problema actualmente, donde la construcción mucha veces no avanza a la velocidad adecuada porque no hay materia prima en Venezuela, y ¿quién es el único responsable? las mismas empresas, que ahora son propiedad del Estado y que antes eran empresas privadas y abastecían adecuadamente al mercado.
Notificó que el Gobierno tiene que tomar decisiones rápidas para corregir estas distorsiones que hay en el mercado, para que la población no se vea afectada no por la culpa de los empresarios, sino por las restricciones que el mismo Estado está poniendo.

Publicado en Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.