Se desploman los petrobonos y rebota el dólar paralelo

Los bonos que Pdvsa colocó en el mercado la semana pasada han obtenido un recibimiento frío por parte de los inversionistas, escépticos ante lo que denominan una sobreoferta de títulos venezolanos y la obligación de dirimir cualquier controversia en tribunales del país.

El resultado es que los bonos que vencen en 2014 se cotizan a 57% de su valor, los que expiran en 2015 a 53,75% y los que vencen en 2016 a 50,75%, niveles que impulsan el precio del dólar en el mercado paralelo.

Las empresas y los bancos venezolanos compran los bonos de Pdvsa, denominados en divisas, con bolívares y luego los revenden en el exterior para obtener los dólares que en definitiva surten al mercado paralelo.

En la medida en que reciben menos dólares por los bonos, los venden más caros en el mercado paralelo (divulgar su cotización está prohibido por ley).

La percepción de riesgo deriva en mayor rendimiento. Los bonos de Pdvsa que vencen en 2014 rinden actualmente 18,5% mientras que los de la empresa petrolera brasileña, Petrobras, rinden 4,40%.

Analistas estiman que el Gobierno venezolano ha inundado el mercado. En el último mes entre Finanzas y Pdvsa han emitido bonos en divisas por el orden de 8 mil millones de dólares, lo que resulta el monto más elevado en la lista de los países emergentes.

Corredores explican que los compradores de los bonos venezolanos son pocos y por tanto, la oferta supera a la demanda, presionando a la baja el precio de los papeles.

Esperando al BCV Tan pronto aparezca en gaceta oficial la reforma a la Ley del Banco Central, este organismo podrá comprar y vender bonos de Pdvsa, con lo que tendrá la facultad de intervenir en el mercado paralelo de divisas.

Al comprar bonos de Pdvsa hará que el precio de los papeles suba y por tanto, el dólar paralelo tenderá a la baja.

Si hace falta una mayor oferta de bonos en dólares, podrá revender los bonos, calmando al mercado por esta vía.

´En este momento no hay nadie que esté defendiendo el precio de estos bonos, por eso el mercado espera que tan pronto el Banco Central pueda comprarlos intervenga y lo haga´, dice un operador de deuda.

El Gobierno tiene la meta de disminuir la brecha entre el tipo de cambio oficial de 2,15 bolívares por dólar y el paralelo a no más de 60% a fin de contener la inflación.

Cadivi, el organismo encargado de distribuir divisas al tipo de cambio oficial, cerró el grifo en los primeros nueve meses del año y a través del dólar paralelo las empresas han comprado 49% de los productos importados, lo que se traduce en una fuerte devaluación para una porción de la economía.

Estadísticas del Banco Central de Venezuela indican que al cierre del tercer trimestre el precio al por mayor de los productos importados acumula un salto de 30,9% en el año.

[email protected]

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.