Salario mínimo local ya no es el más alto de la región

El salario mínimo en Venezuela se desplomó tras la devaluación que anunció el Gobierno nacional el viernes pasado, y ya no es el más alto de América Latina.

En cuestión de minutos, la remuneración básica en el país dejó de detentar el primer lugar entre las naciones latinoamericana para deslizarse hasta el quinto lugar.

Ahora Panamá (416 dólares), Argentina (379 dólares), Chile (332 dólares) y Paraguay (305 dólares) se adelantan a Venezuela, con un equivalente a 302 dólares mensuales, en el mejor nivel salarial mínimo.

Antes de la devaluación, que llevó el tipo cambiario de 2,15 bolívares a 2,60 bolívares y 4,30 bolívares, el venezolano con el sueldo básico legal devengaba el equivalente a 450 dólares, pero el anuncio del presidente Hugo Chávez el viernes en la noche llevó el nivel a 302 dólares al mes, calculado a una tasa promedio ponderada de 3,20 bolívares por cada divisa estadounidense.

Durante años el salario mínimo venezolano estuvo a la punta de las remuneraciones de la región, aunque la economía local también registraba el nivel más alto de inflación de América Latina. El avance de los precios al consumidor el año pasado fue de 25,1%, de acuerdo con los datos del Banco Central de Venezuela (BCV).

En contraposición, la remuneración básica había aumentado 21%, tras el decreto presidencial que dividió en dos tramos el ajuste del año pasado.

Los últimos datos del ente emisor sobre el índice de remuneraciones indicaban que los salarios de los trabajadores habían perdido capacidad de compra, situación que se presenta por el efecto directo del avance de la inflación. El resultado del tercer trimestre del año pasado fue el peor en los últimos cinco años, de acuerdo con los datos que maneja el emisor.

Manejo restringido Analistas consideran que el avance inflacionario de este año será superior al registrado en 2009, producto de una devaluación que supera el 60% en promedio.

El propio Gobierno venezolano admitió el viernes en la noche, a través de su ministro de Economía y Finanzas, Alí Rodríguez Araque, que la inflación será entre 3 y 5% más de lo pautado inicialmente. La meta definida era de 20 a 22% de alza de los precios al consumidor para este año.

Hasta octubre del año pasado, último dato disponible, el Instituto Nacional de Estadística reportaba que el valor de la canasta alimentaria normativa se ubicaba en 1.021,22 bolívares. El organismo gubernamental calcula que los gastos por educación, salud, vivienda, unidos a los alimentos, equivalen a dos canastas alimentarias normativas, de manera que los costos básicos que debe asumir una familia se sitúan en 2.042,44 bolívares.

Para el antepenúltimo mes de 2009, un salario mínimo cubría 47,3% de los gastos mínimos de una familia promedio, según los datos que maneja el INE.

El director ejecutivo de la firma Datanálisis, Luis Vicente León, señaló recientemente que se espera un estancamiento en la capacidad de compra del venezolano. El crecimiento de 2 a 3% previsto a finales del año pasado por la consultora no será posible, pero tampoco el resultado será negativo porque el Gobierno inyectará dinero por el proceso electoral parlamentario que se realizará en el mes de septiembre.

[email protected]

Suhelis Tejero Puntes
EL UNIVERSAL

Publicado en Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.