Salario mínimo cada vez cubre menos alimentos

Los trabajadores recibirán este 1 de mayo con un salario mínimo que progresivamente ha reducido su capacidad para cubrir, incluso, los gastos básicos en alimentación.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la canasta alimentaria se ubicó en 1.155,09 bolívares al cierre de marzo, mes en el que la remuneración básica fue ajustada 10% hasta 1.064,25 bolívares al mes.

Esto significa que con ese sueldo se puede cubrir 92,1% de la canasta alimentaria. Hace un año la cobertura era de 95,2% y en 2008 de 102,9%, lo que significa que no existe posibilidad de cubrir los gastos en alimentación de un hogar con una remuneración básica.

La cesta básica de alimentos calculada por el INE incluye los productos que se expenden a través de la red de mercados populares Mercal, que reciben subsidios del Estado para ofrecerlos más baratos.

De acuerdo con el organismo oficial, la canasta que adicionalmente incluye alimentos, servicios como vivienda, salud y educación equivale al doble de la alimentaria.

De tal manera que, para marzo de este año, se calcula que se requieren ingresos por BsF 2.310,18 al mes para cubrir los gastos básicos de un hogar promedio de cinco personas. Con un salario mínimo solo puede costear 46% de esa cesta.

Para igual mes del año pasado se cubría 47,6% de la canasta básica, mientras que en marzo de 2008 la tasa alcanzaba a 51,4%.

En este sentido, aunque el primer tramo del ajuste a la remuneración básica ya está en vigencia, ahora se requiere que 2,17 personas devenguen salarios mínimos para poder costear los alimentos, la vivienda, la educación y la salud. En 2008 se requería que 1,94 personas en un hogar recibieran sueldos mínimos para poder cubrir esos gastos.

Precios que impactan
Los últimos datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que datan de hace dos años, indicaban que alrededor de 20% de la masa laboral en Venezuela devengaba un salario mínimo.

El presidente Hugo Chávez este año adelantó el anuncio y la vigencia del incremento de la remuneración básica. A partir de marzo subió en 10% y el segundo tramo del aumento -de 15% adicional- quedó para el próximo 1 de septiembre.

De esta forma, el ajuste del salario mínimo será de 26,5% acumulado para este año, lo que dejará el monto en 1.223,89 bolívares mensuales.

El avance de los precios al consumidor ha afectado el poder de compra de los trabajadores. Al cierre de marzo el Banco Central de Venezuela (BCV) informó que la tasa de inflación anualizada fue de 26,2%.

La situación salarial para aquellos trabajadores que reciben más que un salario mínimo no es diferente. A lo largo del año pasado acusaron una desmejora en su poder adquisitivo.

Los datos del propio ente emisor indican que el valor de las remuneraciones cayó ante el efecto de la inflación. La tasa que mide el alcance de los ingresos de los trabajadores con el factor inflacionario cayó hasta 81,2% en el cuarto trimestre de 2009, el nivel más bajo de los últimos cinco años.

Suhelis Tejero Puntes
EL UNIVERSAL

Publicado en Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.