Rechazan intimidaciones gubernamentales

Ante el marcaje de las santamarías con mensajes que tildan de adecos, golpistas y guarimberos a los dueños de algunos comercios que permanecieron cerrados durante el paro cívico del viernes pasado, Cipriana Ramos, presidente de Consecomercio, pidió respeto. “Nuestro llamado es a la activación de los mecanismos constitucionales que nos permitan salir de esta crisis”, dijo.

Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria, estuvo de acuerdo: “Si los negocios fueron marcados, vilipendiados por instrucción del gobierno, esta es una acción ilegal. Es discriminatorio e intimidatorio. Es una intimidación que debe ser rechazada por todos”.

En opinión de Ramos, el haber pintado los negocios cerrados es una intimidación del Ejecutivo. “Es un atropello del gobierno y, como todo lo que han venido haciendo, es una falta de respeto”, indicó. Agregó que parte de estas intimidaciones fueron las inspecciones que el ministro de Alimentación, Rodolfo Marco Torres, y funcionarios del Saime, la Sundde y la GNB les hicieron a los comercios.

Olalquiaga explicó que toda compañía anónima que sea privada tiene la autonomía de decidir cuándo y en qué condiciones abrir. “Si se quedó cerrada porque no llegaron los empleados, porque el dueño falleció y están de luto, o por la razón que sea, es potestativo de los accionistas de la empresa. Si tienen empleados y deciden cerrar deben cumplir con sus responsabilidades estipuladas en la Ley del Trabajo y no hay problema por eso”.

Ramos recordó que el paro cívico era una acción ciudadana y que cada quien estaba en potestad de acatarla. “Lo del viernes fue una actividad ciudadana, con la cual los venezolanos molestos se pronunciaron ante la violación de sus derechos”. Reiteró que a los empresarios los tienen parados por la falta de insumos y las numerosas regulaciones.

Mientras tanto, Armando Armas, diputado a la Asamblea Nacional, también rechazó la acción. “Marcan negocios que se unieron al #ParoNacionalContraMaduro, así como lo hacían en la Alemania Nazi. ¡Debemos revocarlos!”, escribió en su cuenta de Twitter.

Fuente: El Nacional / AG