Producir en Venezuela cuesta tres veces más

A escala nacional, la producción promedio del sector se ubica en un 20,57% Esta situación se replica casi de igual manera en la entidad donde, según acotó Freddy Lujano, los sectores más afectados son la industria plástica y metalmecánica.

Maracay.- La productividad en el sector industrial venezolano es cada vez más cuesta arriba. Esta afirmación es del presidente de la Cámara de Industriales del Estado Aragua (CIEA), Freddy Lujano, quien destacó que producir hoy en Venezuela cuesta tres veces más.

Las declaraciones de Lujano, efectuadas este jueves a los medios de Aragua, se desprenden del más reciente estudio de Coyuntura efectuado por la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), que recibe los indicadores del movimiento industrial en el último trimestre de este año.

Precisó que mientras las industrias de otros países prácticamente no pagan nada por ingresar sus productos a nuestras fronteras, poniéndolos más baratos en el anaquel, al productor nacional le afecta enormemente la escasez de divisas, la devaluación, el tema salarial, la fuga de talentos y el excesivo pago de impuestos que deben cumplir para seguir operando.

Dijo que esta situación genera una competencia desleal y enriquece a las industrias de los otros países afectando a la industria nacional.

Remarcó que, a escala nacional, la producción promedio del sector se ubica en un 20,57% y que más del 60% de las empresas están muy por debajo de este número. Esta situación se replica casi de igual manera en la entidad donde, según acotó, los sectores más afectados son la industria plástica y de envases en general, así como la industria metalmecánica.

De ese número, un 5% de las empresas produce igual que antes; 86% produce menos o mucho menos y un 9% está completamente paralizado.

Falta de inversión y servicios colapsados. Destacó Lujano, que uno de los problemas que más afecta al sector es el tema de los servicios, nada más por las fallas de energía eléctrica se ven afectadas el 65% de más empresas, en promedio.

En Aragua la situación no es distinta, los servicios no tienen la calidad óptima para lo que cuestan y la industria debe hacer inversiones extra para mejorar, por ejemplo, la calidad del agua que se usa en el proceso productivo, hacer una correcta disposición de desechos o reponer pérdidas en fallas de electricidad.

Agregó que otro problema grave de la industria es la falta de inversión. Apenas un 12% de las empresas del sector pudieron hacer algún tipo de inversión, la mayor parte de ellas en la contratación de nuevos talentos para cubrir las vacantes de la diáspora.

En la región la situación es parecida, la mayoría de las empresas pasaron de ser grandes a ser medianas empresas debido a su poca productividad. Sobre las cifras de cierre dijo que quedan en la entidad unas 300 empresas de las 1500 que existían hace 10 años atrás.

La percepción sobre la situación país entre los empresarios tampoco es alentadora. El 90% de los empresarios cree que la situación pasará de peor a mucho peor.

Números complejos. Para Lujano, lo más alarmante de lo que refleja la encuesta coyuntura de Conindustria es el panorama que se presenta para el sector industrial en este 2020.

En primer lugar, las empresas se están quedando sin mano de obra calificada y talentos, el promedio de pérdida de personal de las industrias se ubicó en 21,4% esta cifra significa un aumento de 36% de fuga de talentos en el sector, si se comparan los números del trimestre anterior.

La mayoría de las empresas está trabajando con una plantilla de personal que no supera el 76%.

Además, con la disminución del poder de compra del venezolano, que ha alcanzado un 86%, las ventas han caído en un 80% en promedio entre empresas medianas y pequeñas. Las empresas pequeñas por sí solas registraron un 72% en la caída de sus ventas, mientras que las medianas se ubicaron en 88%.

Remarcó el presidente de la CIEA que la información levantada por Conindustria revela que en promedio un 87% del sector considera que, a lo sumo, podrán continuar produciendo por menos de dos años más si no se registra a la brevedad un cambio en la política económica del país.

De este número un 42% de las empresas piensa que puede seguir produciendo cuando mucho de 6 meses a un año más, el 26% asegura que podrá producir por menos de 6 meses, mientras que el 19% que está en mejor capacidad piensa que puede continuar produciendo por un año o dos.

Negativos. Por si fuera poco, agrega Lujano esta medición generó un complicado paquete de números negativos. Así la producción e inventarios de las industrias, así como la percepción de confianza en sus ventas registra un dramático -40%.

La confianza en la economía y en la industria, por su parte, se ubica en -53%. Un panorama bastante desalentador, destacó el presidente del gremio.

Fuente: Prensa CIEA / ECT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.