Presión sobre el sector productivo genera inflación

ROBERTO DENIZ | EL UNIVERSAL
jueves 10 de febrero de 2011 12:00 AM

El Gobierno nacional debe frenar la ´presión´ sobre el sector productivo para intentar contener la inflación, según manifestó Jorge Botti, presidente de la comisión de finanzas de Fedecámaras.

´Hay que cambiar el rumbo económico, dejar la presión sobre el aparato productivo´, indicó Botti a propósito del salto de 2,7% que registró la inflación en enero.

Según explicó, la economía nacional está sumergida en una ´dinámica perversa, cuyos ingredientes fundamentales son una escasa oferta de productos en el mercado, la represión del Estado sobre los privados y la caída del consumo.

Esa combinación de factores, lejos de frenar el alza de los precios como ha prometido el Gobierno nacional, los empujará más a lo largo del año. De hecho, el directivo sostuvo que la inflación cerrará este año en una tasa cercana al 30% y no 23%, tal y como proyectó el gabinete económico.

El también ex presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) aseguró que una inflación de 2,7% en el primer mes del año es ´muy fuerte´, sobre todo, porque aún no refleja el impacto de la devaluación de finales de 2010.

Detalló que el principal componente del incremento de los precios en enero está asociado a las ´expectativas de costos´ que presupuestaron las empresas al cierre del año pasado.

´La mayor parte de las empresas hacen los ajustes de precios en enero´.

En este sentido, resaltó que esas variaciones son más fuertes mientras más incertidumbre hay entre el sector productivo. ´No conocer las variables que determinarán los costos hace que las empresas anticipen los eventos de corrección económica´.

A modo de ejemplo, destacó hay incertidumbre sobre si se mantendrá la tasa de 5,3 bolívares por dólar para adquirir dólares en el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) que administra el Banco Central de Venezuela (BCV).

Otros voceros han señalado que incluso las importaciones que arribaron en enero al país y que fueron liquidadas a 2,60 bolívares por dólar, se han encarecido ya que el arancel de nacionalización y otros impuestos fueron pagados en función de la paridad cambiaria de 4,30 bolívares por dólar.

Cambiar el rumbo
A juicio de Botti, sólo es posible planificar una política anti-inflacionaria a partir de un acuerdo entre los principales actores económicos del país.

´Hace falta un acuerdo entre todos los actores, mientras tanto la economía no va a reaccionar y los precios seguirán al alza´.

El directivo señaló que tanto el Gobierno como los trabajadores y los empresarios deben caminar en la misma dirección para aumentar la oferta de productos locales, disminuir las importaciones y bajar los precios. ´El control de precios se logra con competencia, con estabilidad, hay que entender la racionalidad de las empresas´.

Noel Álvarez, presidente de Fedecámaras, también instó esta semana a las autoridades a fomentar el diálogo para acordar soluciones a problemas como el de la vivienda o el incremento del salario mínimo.

Publicado en Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.