Precios al mayor de productos importados se embalan 20,4%

***El dólar permuta gana peso ante la caída en desembolsos de Cadivi

Los precios al por mayor de los productos importados, una señal que puede presagiar incrementos en el mediano plazo para los consumidores, registran un alza de 20,4% en el primer semestre, magnitud que se traduce en una fuerte aceleración respecto al salto de 9,2% en el mismo período de 2008.

Básicamente, el encarecimiento de los productos importados apunta a la devaluación de facto que ha sufrido el bolívar. Cadivi, el organismo encargado de distribuir las divisas al tipo de cambio oficial de 2,15, ha reducido a la mitad los desembolsos y una porción de la economía importa a través del mercado permuta donde el dólar tiene un valor muy superior.

´Hay una devaluación implícita, el tipo de cambio promedio en la economía es mayor al oficial´, dice Pavel Gómez, economista y profesor del IESA.

Aunque los comerciantes ya están pagando una cantidad superior por la ropa, electrodomésticos y demás artículos importados que ofertan en sus tiendas, aún no trasladan del todo el costo a los consumidores, de tal forma que la inflación a este nivel es de 10,8% en el año, no obstante, el desajuste sigue allí.

´Hay que tomar en cuenta que si los precios están controlados, hay sectores que no pueden hacer el traslado y esperarán porque venga una autorización para aumentarlos. Otros, los que no puedan esperar, salen del mercado, se dedican a otra actividad y entonces cae la oferta´, señala Pavel Gómez.

Menos fuerza Para los detallistas también es difícil aumentar los precios en momentos cuando el consumo está cayendo y, por tanto, existe una mayor competencia por captar compradores.

Presionados por un salario que cede terreno ante la inflación, el consumo de las familias tan sólo aumentó en promedio 1,4% en el primer trimestre, versus 10,7% en 2008 y las ventas pierden vigor rápidamente, de acuerdo con las estadísticas del sector privado.

Otra señal de que la capacidad de compra ya no es la misma es el aumento del desempleo y la pérdida de empuje en las solicitudes de crédito.

Si bien el precio del petróleo, producto que provee 95% de las divisas del país, comienza a recuperarse ante señales incipientes de que la crisis mundial ha tocado fondo, la mejoría no permite prever que los tiempos del boom de importaciones baratas estén por regresar.

Las cifras oficiales indican que Venezuela exporta diariamente 2,5 millones de barriles y si el precio promedio, que actualmente es de 47,04 dólares, aumenta hasta 50 dólares, el país recibiría un ingreso en el año de 45 mil 600 millones, una magnitud que se traduciría en un profundo descenso de 48% respecto a 2008.

La represa Al analizar el comportamiento de los precios al por mayor, tanto importados como nacionales, en una serie de rubros básicos, queda en evidencia una presión inflacionaria que aún no se manifiesta del todo.

Así, el precio de alimentos manufacturados acumula un salto de 10,7% en el primer semestre, en el caso de los pescados y mariscos de 22,5% y bienes avícolas y pecuarios 18,2%.

No obstante, a nivel de los consumidores la inflación acumulada en alimentos y bebidas no alcohólicas es de 3,3% en el año.

Aanalistas estiman que en el caso de la red de distribución de alimentos del Gobierno, compuesta por Mercal y Pdval, es posible subsidiar a los consumidores y no incrementar los precios, pero para el resto de los actores del mercado no es igual.

De no haber correcciones de precios los detallistas tendrán un incentivo para desacatar los controles, de acuerdo con estudios de firmas privadas.

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.