Poder adquisitivo de los sectores más bajos cayó 11%

***Según Datos, el ingreso real ha disminuido para 81% de los venezolanos

Las familias del sector socioeconómico E, en el que se encuentran 52% de los venezolanos, tienen actualmente un ingreso mensual de 1.546 bolívares fuertes. Estos mismos hogares percibían en diciembre del año pasado BsF 1.499. Todo indica que estos ciudadanos han tenido un incremento de 3% en su entrada de dinero mensual.

Ahora bien, el alza de los precios de bienes y servicios se ha ´comido´ dicho aumento, haciendo que el poder adquisitivo de estos hogares se vea reducido en 11%.

Según el último informe de la encuestadora Datos C.A, esta misma realidad la viven las familias de la clase D, donde se encuentra 29% de la población del país.

Estos ciudadanos pasaron de ganar 1.939 bolívares fuertes al cierre del año pasado, a BsF 1.980 en la actualidad. Percibieron entonces un incremento de 2% en sus ingresos mensuales.

La inflación, sin embargo, diluye ese incremento, generando como consecuencia una caída de 12% en su ingreso real.

La misma encuestadora destaca que entre noviembre de 2008 y mayo de este año, la inflación ha sido de 14,3%.

Ni cerca Las familias que efectivamente han sentido que su poder de compra ha aumentado -pero no en la misma proporción que el incremento en sus ingresos- son las pertenecientes al sector C, las cuales registraron un alza nominal en su entrada de dinero mensual de 16%, pero que, por la inflación, se convierte en una apreciación real de 2%.

Estos hogares, según las encuestas, tienen ingresos por mes de BsF 3.577, en estos momentos, pero en diciembre sólo percibían BsF 3.077. Cabe destacar que en este estrato se encuentran 15% de los ciudadanos que viven en el país.

Estos números evidencian que, a pesar de que Venezuela ha registrado un crecimiento sostenido desde el año 2004, al menos 81% de los habitantes del país comienzan a sentir una caída en su poder para adquirir bienes y servicios de cualquier naturaleza.

No sorprende entonces que las mismas encuestas de Datos indiquen que la situación económica ahora repunta como uno de los principales problemas que aquejan a la población, únicamente superado por la delincuencia.

Para el cuarto trimestre de 2008, el alto costo de la vida era la respuesta de 19% de las personas a quienes se les interrogaba sobre la principal dificultad que debían afrontar.

Ahora, al menos 27% de los encuestados consideran que la crisis económica es el problema que más los afecta personalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.