Pocas ofertas impiden ingreso de inactivos al mercado laboral

La profunda bajada que registraron los precios del petróleo a partir de julio del año pasado, en el marco de la crisis económica mundial, ha cambiado la cara al mercado laboral.

No sólo se han registrado 178.146 despidos de trabajadores desde entonces, sino que además, en promedio, 27.978 venezolanos han intentado ingresar al mercado de trabajo, pero han fallado, según los datos suministrados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pero en esta búsqueda de empleo quienes han resultado más afectadas han sido las mujeres, para quienes la desocupación se disparó al cierre de julio hasta 8,9%, 1,8 puntos porcentuales más que hace un año, para un total de 453.511 desempleadas.

La desocupación masculina, aunque también se disparó desde 7,2% en julio de 2008 hasta 8,3% el mes pasado, resultó menor que el registro promedio nacional de 8,5% para ese mes. La cantidad de hombres desempleados se ubicó en 653.418.

En total, en Venezuela existían al culminar julio 1.106.929 personas desempleadas.

Estreno fallido Más allá de creer que los hombres cuentan con más facilidad a la hora de encontrar un puesto de trabajo, una de las razones principales que explican este comportamiento es que las féminas que antes se dedicaban exclusivamente a estudiar o a las labores del hogar, ahora están buscando un empleo, justo en momentos en que el mercado laboral se estrecha por la situación económica.

El presidente del INE, Elías Eljuri, dijo la semana pasada que el aumento del desempleo ´puede entenderse como una consecuencia de la desaceleración de la economía que se produjo en el primer semestre del año, reflejo de la crisis económica internacional´.

Los datos oficiales del Banco Central de Venezuela indican que en el primero semestre del año la economía local se contrajo en 1%, lo que representa el primer retroceso en cinco años.

La Canasta Alimentaria Normativa que calcula el INE, con base en productos subsidiados que distribuye la red Mercal, se situó en junio en 922,44 bolívares fuertes, lo que implica un aumento de 21% de los precios de los alimentos en el transcurso del último año.

La situación ha provocado que la población inactiva, que está conformada por aquellas personas que no están interesadas en trabajar, se desinfle.

De 35,3% de la población en julio del año pasado hasta 34,6% de los venezolanos en edad de trabajar al cierre del mes pasado cayó la proporción inactivos en el país. Aunque el organismo estatal indica que esa alza implica ´estabilidad estadística´, representa el ascenso de casi un punto porcentual en 12 meses de un indicador que poco se había movido últimamente.

Cuando se observan los datos del INE en detalle, se puede apreciar que 18.862 mujeres en edad de trabajar -mayores de 15 años- dejaron de dedicarse con exclusividad a los estudios e intentaron insertarse al mundo del trabajo.

Sin chance También destacan aquellas que se centraron en el hogar, pero que la situación económica las ha obligado a encontrar un empleo. En este caso, 8.498 antiguas amas de casa a horario completo dejaron de serlo para buscar un puesto de trabajo.

Pero no todas lo lograron y, para rematar, a aquellas que les correspondía entrar al mercado laboral, tras cumplir la edad requerida para hacerlo, tampoco les fue bien. A 50.423 mujeres que les correspondía buscar un empleo por primera vez no les fue posible lograr el objetivo, según revela el reporte del INE que circuló la semana pasada.

Entre las inactivas que quisieron dejar de serlo para paliar la situación económica, las que no tuvieron éxito en su primera búsqueda y las que fueron despedidas, en un año se quedaron desempleadas 107.313 mujeres.

Cuando se observa cómo le fue a los hombres en ese período, también se aprecian las consecuencias de la crisis económica en Venezuela. El número de hombres que se dedicaba a los quehaceres del hogar se redujo prácticamente a la mitad en un año, al situarse en 43.669 personas al cierre del mes pasado.

En el caso de los hombres, la cantidad de aquellos que buscaron trabajo por primera vez sin lograrlo se mantuvo sin cambios, para culminar en julio en 35.078 personas, según el INE.

Pero el número de desempleados creció en 98.811 personas en el último año, lo que también impactó sobre el nivel de empleo en el país.

Suhelis Tejero Puntes
EL UNIVERSAL

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.