Otra paralización se suma a la mermada industria automotriz

En julio pasado, la industria automotriz venezolana experimentó el mes de más baja producción desde tiempos del paro nacional. Falta de divisas para la importación de los insumos necesarios para producir y conflictos laborales que amenazan la productividad y la seguridad en las plantas son los factores que inciden en la realidad de uno de los sectores que más movió la economía en los promovidos trimestres de crecimiento.

Dado el escenario -que hasta ahora no ha mostrado señales de dar un giro a favor- las proyecciones de las empresas para este año se mantienen negativas.

Los propios representantes de las compañías encargadas de la producción de autopartes han advertido que de no reactivarse la planta de General Motors la producción de 2009 no pasará las 115.000 unidades. A estas estimaciones se suma ahora la nueva paralización que inició ayer MMC Automotriz como consecuencia de problemas laborales.

Los directivos de la fabricante en Venezuela de los vehículos marcas Mitsubishi, Hyundai y Fuso no saben cuánto tiempo durará paralizada la planta ubicada en Barcelona, estado Anzoátegui. Señalan que en estos casos conocen cuándo comienza el conflicto pero no cuándo termina.

El principal argumento que dan fuentes consultadas dentro de MMC para explicar el porqué de la paralización es que buscan garantizar la seguridad de los empleados a raíz de conflicto laboral que ha generado situaciones de indisciplina y de violencia que se han prolongado por más de 120 días.

Además indican que no tienen intenciones de negociar con el Sindicato Nueva Generación de Trabajadores (Singetram), situación que hace aún más complejo proyectar hasta cuándo se prolongará esta suspensión de la actividad. Cabe recordar que si bien durante este ejercicio fiscal los problemas han aumentado, los orígenes de las irregularidades se remontan a 2007.

La fuente consultada no pudo adelantar los efectos que este nuevo conflicto traerá a la ya golpeada industria automotriz venezolana.

Además, baja productividad En el documento que dio a conocer a la opinión pública la junta directiva de MMC, señalan que actualmente la planta produce unas 33 unidades diarias, con un personal que asciende a 1.412 empleados y con dos turnos activos. Hasta julio habían fabricado un total de 2.535 carros y la eficiencia llegaba apenas a 30%.

Durante 2008, cuando la producción se vio reducida en comparación con los años anteriores, la compañía logró ensamblar 10.944 unidades con 1.252 trabajadores activos en dos turnos. La producción diaria fue de 46 vehículos y la capacidad utilizada llegó a ser de 42%.

MMC Automotriz comenzó ayer el procedimiento conciliatorio ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social tal y como lo establece la ley. El ministro de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, Jesse Chacón dijo a Unión Radio que el Gobierno será mediador del conflicto que atraviesa la compañía: ´nosotros queremos servir como vehículo para la solución de las diferencias que hoy existen entre los trabajadores y los dueños de la empresa´

En la tarde de ayer comenzó una reunión entre ambas partes para tratar de solventar la problemática. Al cierre de esta edición todavía no se conocían los resultados del encuentro.

María Gabriela Aguzzi V.
EL UNIVERSAL

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.