Nueva traba de Sunagro afecta traslado de alimentos

La crisis en alimentación y las fallas en Pdvsa causaron preocupación ayer en partidos que apoyan al gobierno de Nicolás Maduro. Patria Para Todos denunció que la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria, adscrita al Ministerio de Alimentación, aumentó las trabas para el trámite de permisos de traslado de productos, como pollos y agua, por todo el país, lo que pudiera afectar los inventarios y, por ende, podría implicar escasez en el mercado.

El ex presidente de la Corporación de Desarrollo Rural Integral de Anzoátegui, William Rodríguez, informó que la resolución de Sunagro entró en vigencia hace dos semanas. “Hacemos un llamado a la Misión Alimentación Soberano para que le exija a Sunagro levantar la nueva restricción, prevista en el Sistema de Control Alimentario, porque lejos de evitar cualquier irregularidad, ha paralizado el traslado de alimentos del sector avícola y del agua. La medida debió ser progresiva, no de una manera brusca”.

En 2006 Sunagro creó el Sistema Integral de Control Agroalimentario, una plataforma tecnológica para que las empresas se registren y puedan obtener la Guía de Movilización o “Código Sica”. Los cuerpos de seguridad exigen ese código a los transportistas. Rodríguez explicó que antes no era necesario para el agua, por ejemplo.

Sobre la crisis del pan, Rodríguez exhortó al gobierno a decirle la verdad al país. “De 120.000 toneladas de trigo que se procesan, solo ha llegado 25%. No hay suficiente trigo, así que deben aplicarse correctivos”, señaló el pepetista, quien puso como ejemplo los logros de Cordagro en Anzóategui y que pueden retomarse, como el aumento de 2.000 a 5.000 hectáreas de maíz; de 600 a 1.400 hectáreas de sorgo; y 581 créditos a productores y campesinos, entre otros.

Fallas de combustible. El Partido Comunista de Venezuela criticó las fallas en el suministro de la gasolina por parte de Pdvsa. El secretario de Masas, Douglas Gómez, lo atribuyó a un mal manejo gerencial y duda de que el inventario pueda garantizar el producto de manera permanente.

“La operatividad de las refinerías bajó por la falta de mantenimiento y deterioro de los equipos. El Palito lleva un año paralizado con el argumento de un ‘mantenimiento mayor’, por lo que el gobierno debe investigar y determinar responsabilidades de la gerencia si así es el caso. Si se debe a problemas en la planificación y gestión por parte de los funcionarios, entonces deben renunciar o ser destituidos. El gobierno debe pedir un rendimiento de cuentas”, dijo.

Fuente: El Nacional / HLG