Luis Stefanelli: La producción de azúcar en el país está 100 % paralizada

La producción de azúcar en Venezuela está paralizada en 100%, debido a que los nueve centrales azucareros del país se encuentran sin producción, mientras el gobierno se dedica a importar este producto de Colombia principalmente y otros países del continente.

Así lo informó el diputado a la Asamblea Nacional por el estado Falcón Luis Stefanelli acompañado de un grupo de trabajadores de las azucareras que fueron despedidos injustamente y solicitar el reenganche de sus puestos de trabajo.

Recordó Stefanelli que Venezuela contaba con un circuito de centrales azucareros en funcionamiento y tenían una producción que garantizaba al país el total de la producción para cubrir el consumo de azúcar y hoy en día se encuentra en estado de abandono.

“Uno de las empresas más emblemática del país era el Central Azucarero Ezequiel Zamora, que se encuentra en las inmediaciones de la ciudad de Barinas en Sabaneta, que tenía maquinaria y tecnología moderna, hoy lamentablemente se encuentra desvalijada”.

Indicó que hay 1.200 trabajadores despedidos injustificadamente entre las 9 centrales azucareras, pese a que el gobierno ha extendido el decreto de inamovilidad por 16 años. “No les han respetado ningún derecho y aplican el ventajismo en las instituciones del estado como la inspectoría del trabajo. Los trabajadores se mantiene en protesta”.

Agregó que los trabajadores azucareros del país están solicitando que los reenganchen a sus trabajos, porque hay un derecho que los ampara. “El llamado es al gobierno para que atienda a estos 1.200 padres de familias, que sin ninguna justificación, los han despedido para engrosar la lista de desempleo y hambre en el país”.

Recordó que el presidente Maduro ordenó el reenganche de ese grupo, e igualmente el ministerio del Trabajo lo aprobó, pero aún no se ha hecho efectivo. “Los trabajadores además solicitan la reactivación de los 9 centrales azucareros administrados por el gobierno que se encuentran paralizados y que les paguen los salarios caídos”.

Fuente: El Nacional