Lorenzo Mendoza: Polar seguirá produciendo en el país

Lorenzo Mendoza, presidente de Empresas Polar, afirmó que a pesar de la crisis económica en la que está sumida el país, Alimentos Polar ha incrementado su capacidad de producción.

«La economía venezolana cayó 9% desde 2013, con todo y eso Polar incrementó su producción en 5,5%. Empresas Polar es un ejemplo de que tener una industria nacional fuerte es lo que más conviene a los venezolanos», explicó Mendoza en rueda de prensa.

Mendoza explicó que es «público y notorio» que el país se encuentra en una crisis económica. «La realidad económica es algo que se nota al tapete», aseveró.

El presidente de Empresas Polar recordó que en antiguas reuniones que ha tenido el gremio empresarial con el gobierno, han surgido 12 propuestas para realiz reactivar la capacidad productiva de la nación. Lamentablemente no fueron atendidas y esto se vio afectado por la caída del petróleo.

Con respecto al tema cambiario, aseguró que «A los proveedores de Empresas Polar les han asignado $5.954 millones desde 2003. Esto es 1,15% de las importaciones del país y Polar solo ha importado 1% del total de los ingresos y divisas desde 2003 cuando se implementó el sistema cambiario».

Hizo referencia a la grave situación de precios que sufre el país sumado a una economía que se ha contraído en los últimos años. Con todo y estas trabas, indicó que Empresas Polar ha aumentado la capacidad de producción para abastecer de productos al mercado venezolano.

«El sector privado es la solución para la crisis que está viviendo el país»

El presidente de la empresa que se encuentra en el puesto 18 del ránking de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), afirmó que al contrario del discurso acusador que tiene el gobierno en contra de los privados, ellos son «la solución para la crisis que vive el país».

«Ningún país del mundo ha logrado prosperar ni erradicar la pobreza sin inversión privada».

Piensa que la importación masiva que ha tenido el Estado no es la solución, y pone coloca a Empresas Polar como ejemplo de ello.

«Empresas Polar es capaz de producir 18 veces más que la importación de productos terminados».

Polar en cifras según Lorenzo Mendoza:

-Para importar productos equivalentes a los elaborados por Empresas Polar, se hubieran requerido $ 93.300 millones.

-Durante los últimos 13 años, la inversión y reinversión continua de Empresas Polar en Venezuela suma $ 4.387 millones.

-El aporte de Empresas Polar en impuestos y el IVA generado por sus operaciones suma $ 23.318 millones en los últimos 13 años.

-Desde 2004 Empresas Polar incrementó 68,5% su número de trabajadores, para un total de 30.000 directos y 180.000 indirectos.

Ningún país prospera sin la empresa privada

Gobierno debe 370 millones de dólares a proveedores de Empresas Polar

Mendoza destacó que la empresa es sometida a inspecciones diarias por parte del gobierno nacional. «Somos la empresa más fiscalizada del mundo»

«En Polar tenemos de 10 a 15 inspecciones diarias de distintos organismos del Estado. Somos la empresa más fiscalizada del mundo», agregó el directivo de la productora de alimentos.

Reiteró que estas medidas solo generan desconfianza a los productores nacionales. Quienes dependen de la materia prima importada a corto plazo para producir.

A su juicio, la dependencia a corto plazo de las materias primas importadas es necesaria y recae sobre el gobierno, ya que la industria alimentaria no es responsable del pago en divisas.

Plantas paralizadas.
El jefe de Empresas Polar denunció la paralización de la producción de atún en su planta de Marigüitar, situación que pone en riesgo los empleos de más 10.000 trabajadores.

También detalló el caso de las problemáticas en la producción de rubros como la azúcar, el arroz y la avena.

Para la elaboración de azúcar queda menos de un día de inventario y la producción es intermitente por el ocasional abastecimientos de los insumos y repuestos necesarios.

Sobre el arroz, destacó que entre las 50 empresas que laboran en la industria nacional, Alimentos Polar es una de las que mantiene su productividad.

Se conoció que el gobierno le debe 370 millones de dólares a los proveedores de Empresas Polar.

«En Venezuela sobran productores, lo que hacen falta son insumos», remarcó.

Debe costar Bs. 100. Lorenzo Mendoza, aseguró que de acuerdo con los costos, el precio de la harina de maíz precocida debe ser Bs. 100.

«El venezolano estaría feliz de pagar Bs. 100 y que hubiera harina. La harina no se consigue por la falta de producción del Estado», afirmó.

Agregó que la crisis económica del país debe atenderse con transparencia y el tema no puede atenderse desde el punto de vista político.

«El tema económico no requiere ser atendido como el tema político. La política no da de comer. Tiene que atenderse de forma transparente», afirmó dijo.

Reiteró que es importante la «participación vigorosa del sector privado» en la construcción del país.

«Hemos probado muchas cosas, ¿por qué no probamos una gran convocatoria sincera? Ya está bueno de estar satanizando al sector privado», afirmó.

Dijo que hace dos años planteó que el estado les alquilara plantas productoras de harina de maíz precocida, pero no se concretó.

«Estamos produciendo a 100% de la capacidad instalada. El esfuerzo que hace la cadena de abastecimiento de Polar es titánica, es brutal», afirmó.

El empresario señaló que es partidario de que el Gobierno devuelva las compañías expropiadas.

«No estoy de acuerdo con recetas del Fondo Monetario Internacional (FMI)», aseguró y propuso que el Gobierno contacte a otros países y organismos para conseguir financiamiento.

Finalizar los controles excesivos. Más temprano, durante una entrevista con César Miguel Rondón para el circuito Éxitos, reiteró su disposición a mantener el diálogo y su argumento de disminuir los controles excesivos, sobre todo cuando en el país se tiene una economía dependiente del ingreso petrolero.

Mendoza recordó «que el ciudadano de a pie está sufriendo mucho y todos los venezolanos tenemos un problema económico que atender». Añadió que vale la pena seguir dando sugerencias al Gobierno, tomando en cuenta las siete propuestas para atender la coyuntura económica.

Aclaró que a empresas Polar «no entra un dólar, el régimen de control de cambio es muy claro, el BCV liquida las divisas al proveedor, nosotros le ponemos los bolívares al banco; esa es una de las decisiones del Gobierno que es una de las grandes distorsiones de esta economía, 13 años de controles de cambio no funcionan, el monopolio de las divisas es del gobierno, a Polar no entra un dólar, tenemos 13 años donde no hemos podido adquirir una divisa”, expuso.

El empresario precisó que la deuda que acarrea Empresas Polar con sus proveedores es de aproximadamente $370 millones sin líneas de crédito. Afirmó además que es mucho más barato para el país la producción nacional que la cantidad de importaciones.

A su juicio, el modelo económico implementado en el país fracasó y su preocupación es que el venezolano no está siendo atendido “el venezolano de a pie está más claro que las autoridades y que todo el mundo”.

Describió que actualmente hay cadenas agroproductivas rotas, y que hay plantas con proceso de producción detenidas como es el caso de la avena y el atún por falta de materia prima.

También explicó que en otros casos “trabajamos con un día de inventario, la materia prima llega al día y en varias oportunidades hemos tenido que parar la producción (…) Esto está ocurriendo ahorita y se debe atender este tema de manera transparente y responsable”.

Mendoza sostuvo que no es defensor de una receta del Fondo Monetario “pero el Gobierno tiene la responsabilidad de buscar financiamiento externo”. Sentenció que el Gobierno no cumple su propia ley y consideró que “hay precios que están secuestrados y están acabando con lo productivo nacional”.

Insistió que en el país no se puede producir a pérdida “es ridículo e insostenible”, aclaró que empresas Polar no produce todo, es por ello que mantiene firme su teoría que “la única forma de salir de esta crisis es abrazando al sector privado”

Fuente: El Nacional / El Mundo, Economía y Negocios

Publicado en Sin categoría