La caída de la inversión limitará la recuperación de la economía

VÍCTOR SALMERÓN | EL UNIVERSAL
miércoles 9 de marzo de 2011 12:00 AM

Tras dos años de retroceso la disparada de los precios del petróleo se convierte en la muleta que puede proveer impulso para que la economía camine hacia adelante, no obstante, desequilibrios de fondo como el desmoronamiento de la inversión colocan una elevada pared a pocos metros de distancia.

Al igual que en otros períodos en los que el barril ha ganado brillo los petrodólares permitirán que el Gobierno aliente el consumo y las empresas incrementen las ventas, pero una vez se empleen al máximo las máquinas y equipos disponibles en las plantas, el crecimiento se detendrá por el déficit de inversión.

Las estadísticas del Banco Central indican que tras un período de recuperación, después del paro empresarial de 2002, la inversión en máquinas y equipos que permiten ampliar la producción ha retrocedido en los últimos tres años para acumular un declive de 15,4% entre 2007 y 2010.

Pedro Palma, presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas se pregunta ´¿quién invierte en un país con tal hostilidad a la actividad económica privada donde los riesgos de ser expropiado o expoliado son tan elevados? El que invierte es el que necesita hacerlo para mantener su actividad operativa pero nadie más´.

Desde su punto de vista hay otro elemento a considerar. ´El aparato productivo que está pasando a manos del Estado se está haciendo cada vez más improductivo y por tanto disminuye la eficiencia y los problemas de estrechez de oferta son cada vez mayores, esos son factores que limitan la posibilidad de crear nuevas fuentes de empleo y generar crecimiento´.

La administración de Hugo Chávez ha tomado el control de empresas clave como Sidor, Cantv, La Electricidad de Caracas, fincas, cementeras y en los últimos tres años, gracias a este cambio de propiedad, el PIB del sector público crece 18% mientras que el sector privado se encoge 6,6%.

Se perdió

Entre 1950 y 1980 el país aumentó de manera constante su capacidad para producir, incluso superó las necesidades reales, pero el colapso del modelo rentista colocó un techo.

Asdrúbal Baptista, economista y profesor del IESA, explica en un trabajo sobre el tema que ´los inversionistas acumularon capacidad productiva que fueron utilizando según las circunstancias en las décadas posteriores. Esta capacidad llegó a su uso pleno hacia 2008´.

Añade que ´la existencia de esa capacidad excedentaria hace que la inversión nueva simplemente se paralice en el tiempo que sigue a 1980. Y hay más, finalmente, esa capacidad, en más de un caso no se repuso siquiera, dándose la extraordinaria situación de un acervo de capital que simplemente se dejó perecer´.

´Toda vez que los años en escrutinio testimonian una onda tecnológica de gran intensidad, el corolario de lo anterior es que buena parte del capital productivo venezolano que pudo ser de frontera en el momento cuando se lo instala, resulta más o menos obsoleto al cabo de las décadas´, afirma Asdrúbal Baptista.

En este momento para producir un dólar en el PIB no petrolero se requiere una inversión de 1,8 dólares de capital.

Fuera de juego

La inversión extranjera en Venezuela es de las más bajas del Continente, incluso, el año pasado en términos netos registró un declive de mil 404 millones de dólares, en 2009 sufrió otro declive de 3 mil 105 millones de dólares y en 2008 tuvo un mínimo aumento de 349 millones de dólares.

Para tener una idea clara de lo que esto significa basta con observar que de acuerdo con la Cepal entre 2008 y 2009 Colombia captó inversión extranjera por 17 mil 784 millones de dólares, Perú por 11 mil 682 millones, Uruguay por 2 mil 978 millones y países centroamericanos como El Salvador mil 214 millones de dólares.

Publicado en Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.