Kirchner impulsa captura argentina del mercado venezolano

Buenos Aires.- La presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, hará valer la amistad con su par de Venezuela, Hugo Chávez, para invitarlo a optar por vehículos y alimentos argentinos si sustituye importaciones de Colombia, cuando se reúnan mañana en Caracas tras asistir en Quito a la cumbre de Unasur, dijo AFP.

´Consideramos que tenemos una relación suficientemente amistosa con Venezuela para que cuando reabra la importación de vehículos, se incline hacia productores argentinos´, declaró el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradía.

Kirchner partió este domingo hacia Quito para asistir hoy a la investidura para el segundo mandato del presidente de Ecuador, Rafael Correa, y a la Cumbre de la Unión Sudamericana de Naciones, y luego seguirá viaje a Caracas, donde mantendrá el tercer encuentro bilateral pautado con Chávez.

Para avanzar en la agenda, Kirchner recibió el jueves en Buenos Aires a una delegación de ministros venezolanos, mientras Chávez anunciaba su disposición a sustituir importaciones desde Colombia, las que sumaron $6.100 millones el año pasado, y señaló a Argentina y Brasil como posibles nuevos proveedores.

´Confiamos en que Venezuela recoja nuestro planteo, tenemos una posición muy favorable y aspiraciones legítimas´, dijo Chiaradía.

Argentina está muy interesada en reimpulsar las exportaciones a Venezuela, que en 2008 le compró por unos $1.300 millones, cifra que cayó a entre 400 y 500 millones en el primer semestre de 2009, según datos de la Cancillería.

´La caída de las exportaciones argentinas a Venezuela acompaña la caída global del comercio. Esto justifica intensificar la acción para compensarla´, dijo el diplomático.

La situación crítica afectó en particular la industria automotriz, cuyas exportaciones a Caracas se derrumbaron de 6.000 unidades en 2008 a cero este año, por lo que entusiasma volver tener un cupo del mercado venezolano.

Chávez canceló el miércoles un acuerdo con Colombia que preveía la compra de 10.000 vehículos colombianos en 2009.

La misión comercial que acompaña a Kirchner sumó unos 50 empresarios de los sectores automotor, alimentos, textiles, calzado, riego, infraestructura y cosméticos, que llevan proyectos de venta de bienes y servicios e inversiones, y muchos están dirigidos a empresas estatales.

Viajan incluso miembros de la Unión Industrial Argentina (UIA), que había criticado fuertemente en mayo a Chávez por la nacionalización de dos empresas siderúrgicas del grupo argentino Techint. En aquel momento, la UIA y otras cámaras empresariales reclamaron incluso frenar el ingreso al Mercosur de Venezuela.

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.