Industrias de Aragua siguen adecuándose a un escenario post pandemia

Freddy Lujano, presidente de la Cámara de Industriales del Estado Aragua señaló que hacen falta políticas claras y en igualdad de condiciones con los productos importados, para mejorar la productividad de las empresas

Maracay.- En una situación compleja se encuentra el sector industrial en el estado Aragua, por cuanto, muchas de las empresas enfrentan serias dificultades para producir en el escenario actual.

Así lo indicó el pasado jueves, Freddy Lujano, Presidente de la Cámara de Industriales del Estado Aragua (CIEA), en el programa En Contexto, transmitido por el canal regional TVS, donde explicó en detalle las condiciones en las que se encuentra el sector.

Al ser consultado sobre la productividad, el representante gremial destacó que la industria ha tenido algunos avances que no son tan notorios por la situación compleja que ha vivido la industria en años previos, y luego en pandemia.

Indicó que algunos sectores, como alimento y farmacéutico, por la naturaleza de los productos que fabrican, han tenido un desempeño por encima del promedio, no obstante, reiteró que, aunque ha habido mejoras desde el año pasado, la operatividad de las empresas en general, sigue muy por debajo de su capacidad productiva.

Sectores como auto partes, metalmecánico, por ejemplo, siguen muy golpeados.

Excesivos. Lujano señaló que la industria afronta constantemente numerosos obstáculos para producir, uno de los principales en Aragua, es el cobro de los tributos y tasas, cuyos aumentos son extremadamente excesivos, dificultando que algunas empresas puedan honrarlos sin poner en peligro su misma continuidad operativa.

Destacó que algunos trámites, cómo, por ejemplo, el timbre fiscal, necesario para tramitar ciertas permisologías, en algunos rubros pasaron de costar aproximadamente el equivalente a 100 dólares anuales, a montos que oscilan de 8.000 a más de 50.000 dólares, lo que se hace completamente insostenible, teniendo en cuenta que las empresas pagan salarios, servicios, materia prima, inversión en operatividad y muchas otras obligaciones fiscales, además de los tributos municipales y regionales.

Agregó que otro problema es la competencia desleal que implican los productos importados, mientras los empresarios venezolanos pagan impuestos, IVS y aranceles, más de 4.000 productos terminados ingresan al país sin pagar los mismos, en desmedro del empleo local.

“Es una política errada, con esto el ejecutivo favorece industrias extranjeras y fuentes de empleo foráneas, pero golpea seriamente a la industria nacional, la fuente de empleo de los venezolanos”, dijo.

Lujano precisó que, para mejorar la economía y la productividad de la industria, hacen falta políticas claras: “nosotros no pedimos beneficios para la empresa, pero sí queremos igualdad de condiciones con los productos importados, que ambos paguemos lo mismo, porque eso favorece la productividad nacional y el empleo de los venezolanos”, dijo

Acotó que, aunque se han sentado a conversar con los entes correspondientes, y han sido atendidos con cortesía, aún no se han producido los cambios propuestos, tendientes a aligerar las cargas que suponen para la industria los temas como las obligaciones fiscales y el pago excesivo y la falla constante de servicios públicos vitales. En este sentido, Lujano reportó que la Cámara de Industriales del Estado Aragua entrego recientemente al ejecutivo regional, propuestas sobre el manejo de los tributos, especialmente el timbre fiscal, con el objetivo de trabajar en conjunto con el ejecutivo regional para acordar su modificación, en términos que permitan incrementar la recaudación al Estado, pero en condiciones razonables y que puedan afrontar las empresas.

Listos. Al ser consultado respecto a la bioseguridad post COVID en la industria, Lujano destacó que ya casi todos los empleados del sector están vacunados con al menos un par de dosis, y remarcó que fueron las empresas las primeras en adoptar los protocolos tras la pandemia, medidas que aún se mantienen en las empresas

Seguridad. En cuanto al tema de la seguridad, el presidente de la CIEA explicó que la situación es variable en cada zona industrial, pero sectores como San Vicente,  Santa Cruz y Las Tejerias, viven una situación dramática en lo referido a este tema. Refirió que son circunstancias que obligado a cada empresa a reorganizar sus horarios, lo que, obviamente, afecta la productividad.

Prensa CIEA / ECT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.