Impuestos del municipio Sucre afectan seriamente al sector industrial

*** Freddy Lujano, presidente de la Cámara de Industriales del Estado Aragua (CIEA) destacó que la nueva ordenanza es inconsulta y confiscatoria.

Maracay.- Más de 1000 y hasta 2000 por ciento de incrementos mensuales en tributos deberán pagar comerciantes y empresarios de la población de Cagua, municipio Sucre, en el Estado Aragua, debido a la entrada en vigencia, en junio de este año, de la Ordenanza de Impuesto sobre los activos económicos, aparecida en la Gaceta Oficial 1.691, con fecha de diciembre de 2018.

En una rueda de prensa conjunta efectuada en la sede de la Cámara de Industriales del Estado Aragua (Ciea), los representantes de diversos gremios, entre ellos, Fedecámaras Aragua y la CIEA se pronunciaron sobre esta normativa que, según afirmaron, genera efectos negativos en el sistema productivo y en la economía en general.

Alejandro Balbi, Presidente de la Cámara de Producción y Comercio de Cagua y Santa Cruz destacó que se trata de una ordenanza inconstitucional debido a que fue aprobada sin previa consulta, el representante gremial destaca, sin embargo, que la principal preocupación son los efectos que puede tener en la economía

“la nueva ordenanza nos hace un incremento que va más allá de nuestra capacidad de pago, si la industria o el comercio no están teniendo muchas ganancias igual hay que pagar un monto mínimo que muchas veces es mayor que lo que esa industria o comercio están obteniendo al mes”, precisó.

Confiscatoria. Por su parte, Freddy Lujano, presidente de la Cámara de Industriales del Estado Aragua precisó que se trata de una ordenanza confiscatoria e inconsulta.

Remarcó que no sólo no participaron en la discusión para su aprobación; situación que en sí misma es inconstitucional; sino que, además, los montos fijados para el pago, exceden la capacidad contributiva de las empresas, lo que le proporciona carácter confiscatorio.

“Se incrementa sin considerar la capacidad para honrar ese tributo, con empresas que están produciendo al 10% de su capacidad y algunas incluso por debajo o al 1% de lo que producían hace 5 años atrás, no cuentan con ingresos suficientes para honrar un incremento de esta magnitud”, explicó.

Debate. Por su parte, Ricardo Clamens, Presidente de Fedecámaras Aragua destacó que los empresarios no se niegan a tributar, no obstante sí considera fundamental que la tributación se haga conforme a derecho, con una discusión previa sobre el incremento y que éste sea equilibrado, conforme a la capacidad de las empresas.

“Con empresas que están esforzándose por mantenerse abiertas y un sector productivo que está trabajando, si acaso a un 20 0 30 por ciento de su capacidad, los niveles de rentabilidad son tan bajos que es imposible cumplir con esa tributación confiscatoria”, remarcó.

Prensa CIEA / ECT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.