Gobierno avanza en control de las zonas industriales

En 2010 Chávez ha ordenado la intervención de tres áreas manufactureras

EL Gobierno está decidido a construir un modelo industrial ´socialista´. Tal y como ha ocurrido en otros sectores, el primer paso del nuevo esquema pasa por las expropiaciones.

En solo tres meses Hugo Chávez ha ordenado la intervención de tres áreas industriales del país. La primera fue la zona industrial 1 de Barquisimeto y se materializó con el decreto de expropiación de la alcaldesa del municipio Iribarren el pasado 15 de marzo.

A esta siguió la expropiación de 38 galpones en la zona industrial de San Francisco, en el estado Zulia, concretada la semana pasada. ´Quiero que se convierta en una verdadera zona industrial del socialismo´, había expresado el jefe de Estado el 18 de marzo.

En ese momento el presidente de la República utilizó otro argumento para sustentar la decisión: ´vi muchos galpones abandonados y muchos terrenos que están llenos de monte y culebra´.

Precisamente, ese también fue el argumento que esgrimió el mandatario el pasado sábado para pedir la revisión de unos galpones ubicados en La Victoria, estado Aragua. Según dijo, allí hay ´numerosos espacios que no producen nada, no se hace nada´.

Para Tulio Hidalgo, presidente de Fedecámaras-Carabobo, las acciones del Gobierno son contradictorias y buscan apuntalar al Estado como el ´gran empresario´.

´Esto va en una dirección totalmente contraria a lo que anunció el propio Gobierno con la devaluación y la necesidad de fortalecer la producción´.

A juicio de Hidalgo, el plan del Gobierno nacional no solo afectará a los empresarios e industriales, sino ´a los trabajadores y a todo el país´.

El directivo sostuvo que en vez de expropiar, el Ejecutivo debe buscar las causas que han llevado a algunas empresas a cerrar y a disminuir sus ritmos de producción, ya que han sido las propias políticas del Gobierno las que han generado ese clima.

´Donde hay un galpón vacío, hay que buscar las razones y el porqué está así´.

En efecto, en los últimos años los obstáculos y las restricciones por parte del Estado han aumentado la capacidad ociosa de las industrias locales y han disminuido su rendimiento.

De acuerdo a la encuesta de coyuntura del cuarto trimestre de 2009, elaborada por Conindustria, la ´capacidad utilizada´ de las industrias se ubicó en 54,04%, seis puntos menos que en el mismo período de 2008.

Esa cifra coloca al sector manufacturero casi al mismo nivel que tenían las industrias en 2004, cuando la economía todavía arrastraba los efectos del paro petrolero.

Según los representantes del sector industrial este escenario es producto de los desaciertos económicos del Gobierno y de la cada vez más creciente lista de barreras.

A la conflictividad laboral y las restricciones para obtener las divisas a las tasas oficiales, ahora las industrias enfrentan la crisis eléctrica.

Carlos Larrazábal, presidente de Conindustria, manifestó la semana pasada que debido a las fallas en el suministro eléctrico y los planes de racionamiento han perdido 25% del tiempo de trabajo.

Además, indicó que no han recibido facilidades arancelarias para importar plantas eléctricas que permitan a las industrias tener generación propia ni la seguridad de contar con los combustibles que alimentarían a esos equipos.

Con respecto a la entrega de divisas aseguró que se hace de forma ´espasmódica´ y eso está limitando los planes de producción de diversos sectores manufactureros. ´Los atrasos siguen siendo significativos´.

Roberto Deniz
EL UNIVERSAL

Publicado en Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.