Fedecámaras propone inversión privada para superar la pobreza

***Los empresarios lamentan que el país se coloque en los últimos lugares de todos los reportes internacionales referidos a las libertades económicas, competitividad para invertir, facilidades para hacer negocios y evaluaciones de transparencia de la gestión pública

Los empresarios afirman que las políticas gubernamentales aplicadas en los últimos 10 años no han sido efectivas para combatir la pobreza y frenar el deterioro económico.

En el documento final de la 65ª Asamblea Anual de Fedecámaras, reunida en Barquisimeto, plantean la necesidad de revertir los altos índices de pobreza, desigualdad social y económica, y contrarrestar las acciones en contra de la propiedad privada, así como el fortalecimiento de la democracia.

´El sector privado de la economía seguirá siendo el soporte fundamental para la producción de bienes y servicios, y la generación de empleo, por lo que es de vital importancia convocar a las instituciones democráticas del país a promover un acuerdo nacional que nos permita alcanzar la prosperidad y la construcción del país que queremos´, dijo José Manuel González, presidente saliente del organismo.

Los empresarios lamentan que el país se coloque en los últimos lugares de todos los reportes internacionales referidos a las libertades económicas, competitividad para invertir, facilidades para hacer negocios y evaluaciones de transparencia de la gestión pública.

Para revertir esta situación proponen luchar por la preservación de la democracia y que se mantenga la vigencia de la propiedad privada en todos los medios de producción.

González aseguró que para lograr la recuperación se requiere respetar las reglas del juego de la economía, fortalecer al sector productivo nacional, garantizar la seguridad jurídica de bienes y personas y devolver la autonomía al Banco Central de Venezuela. Además de crear un marco de confianza sólido en democracia, en el que exista la propiedad privada y se protejan e incentiven las inversiones nacionales y extranjeras.

Economía libre. El gremio empresarial resume en siete puntos clave el camino para reducir la pobreza y lograr la prosperidad: ­El respeto absoluto a las normas constitucionales, para lo cual se requiere garantizar la separación de los poderes del Estado.

­Un plan para garantizar la seguridad personal y jurídica de bienes y personas, que genere un ambiente propicio para la calidad de vida y seguridad de las inversiones nacionales y foráneas.

­Un esquema de diálogo social para la discusión de ideas y propuestas sobre temas laborales en el cual Estado, trabajadores y patronos convengan, entre otros beneficios, en un sistema de seguridad social de cobertura universal, que mejore las competencias y habilidades del capital humano.

­Una política cambiaria y monetaria sensata que elimine progresivamente el control de cambio y permita la flotación transparente de la moneda a una tasa de equilibrio cónsona con la competitividad, bajo control independiente del Banco Central de Venezuela.

­Una política fiscal estricta que garantice superávit fiscal, cuando los ingresos petroleros excedan el Presupuesto Nacional, y que el déficit no exceda de 2% del PIB en años de precios deprimidos, para evitar así altas tasas de inflación.

­El desmontaje del control de precios, para dejar funcionar al mercado y garantizar el abastecimiento de bienes y servicios.

­Una activa e inteligente integración con la economía mundial en función de las ventajas competitivas y comparativas, que sea producto del consenso de todos los actores de la sociedad.

Socialismo versus mercado. El presidente saliente de Fedecámaras afirmó que el socialismo del siglo XXI que promueve el Gobierno ha tenido un resultado económico y social nefasto, caracterizado por la dilapidación de los ingresos a través del gasto público desmedido y el establecimiento de un capitalismo de Estado.

Dijo que durante este proceso revolucionario se ha destruido buena parte del aparato productivo interno y persiste la amenaza de eliminar la propiedad privada en todos los medios de producción. Cuestionó la economía de puertos que ha promovido el Gobierno al privilegiar las importaciones indiscriminadas, favorecidas por la sobrevaluación de la moneda.

González defendió los principios de Fedecámaras y afirmó que la propiedad privada es el secreto del desarrollo. ´En la medida que se respeta y consolida, los países se hacen más fuertes y sólidos´, afirmó.

Señaló que el gremio empresarial asume la responsabilidad de contribuir al entendimiento de todas las instituciones venezolanas, incluyendo al Gobierno, si éste desea deponer su actitud arrogante y discriminadora, que divide a la sociedad entre los que apoyan al socialismo del siglo XXI y los que discrepan de este modelo. ´Pensamos que la economía de mercado no es incompatible con propuestas sociales, que basadas en la libertad, la democracia, la inclusión social, la iniciativa y la empresa privada, permitan identificar y modelar el consenso para desarrollar un programa económico y social de la visión de país que todos queremos´.

El directorio de Consecomercio, por su parte, propuso un plan para reducir la inseguridad y desmantelar la delincuencia organizada, a través de las recompensas.

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.