Fedecámaras: Aumento de salario debe ser consultado con los gremios

El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, dijo que el Gobierno Nacional “incumple nuevamente con los convenios de la Organización Internacional del Trabajo, específicamente con el número 26 que es la fijación del salario mínimo y la política salarial”.

Hizo la advertencia al Ejecutivo a propósito del aumento de sueldo mínimo que anunció el presidente de la República, Nicolás Maduro, ayer en su programa dominical. Es el quinto aumento desde enero del 2016.

En una entrevista en el programa Primera Página, transmitido por Globovisión, manifestó que dicho aumento debe ser consultado por obligación, con los representantes legítimos empresariales y sindicatos pertenecientes a los países que lo firmaron. En Venezuela es Fedecámaras.

Martínez sostuvo que no se sabe cuál es el fin y el objetivo de las medidas tomadas por el Gobierno porque “afectan tanto y no llevan a generar productividad y producción de bienes y servicios, más bien la inhiben. Una de las consecuencias es que el aumento lo hacen cada tres meses, y en ese período son menos empresas las que pueden absorber esos costos adicionales”.

Asimismo, explicó que “las pequeñas y medianas empresas son las que se quedan en el camino, se está perdiendo el tejido empresarial, puestos de trabajo, eso va a seguir alimentando el desabastecimiento y la inflación en el país”.

Por otro lado, el Presidente de Fedecámaras indicó que “históricamente, el primer trimestre del año en materia de abastecimiento siempre tenía traspiés mientras las empresas volvían nuevamente a iniciar operaciones, pero por tercer año consecutivo cerramos con la inflación más alta de Latinoamérica. Hay muchas empresas que no van a poder entrar en operación hasta que no puedan solventar la compra de insumos y materia prima que no se producen en el país para poder producir bienes y servicios hechos en Venezuela”.

En cuanto a las industrias expuso que están en 35% de su capacidad instalada de producción y «eso es un drama porque eso quiere decir que el otro 65% que no se está produciendo son los productos o bienes y servicios que no están llegando a los anaqueles o no están a disposición de los venezolanos”.

Sostuvo que ese hecho “es la verdadera consecuencia del cierre de las empresas y a su vez es el cierre de ventanas para los consumidores que no pueden elegir los bienes y servicios que tanto necesitan”.

En ese sentido, Martínez expresó que los «ataques a la propiedad privada lo único que están conllevando es a la pérdida del poder adquisitivo, al desabastecimiento, al empobrecimiento y la perdida de la calidad de vida de todos los venezolanos”.

En cuanto a la inflación, dijo que también es un problema de producción: “van unidos de la mano. Si el Gobierno empieza a promover la producción de bienes y servicios, deja de atacar el sector privado y empieza a ser el promotor de la producción nacional pudiera tener mejores beneficios, y así combatir la inflación”.

Culpó al Gobierno por el aumento de la inflación, pues su gasto público es «desmedido». «A la emisión de dinero inorgánico que le inyecta liquidez y en un mercado totalmente desabastecido, están las consecuencias de un impacto inflacionario que tiene doblegado el poder de compra de todos los venezolanos”.

El nuevo cono monetario. “Ha sido una implementación de un nuevo cono monetario un tanto irresponsable porque no puedes someter a la población a que en 72 horas salgan en carrera a llevar los billetes de 100 porque los necesitan recoger porque hay unas mafias”, dijo Martínez.

Indicó que para el abordaje de las mafias existen organismos competentes de la seguridad e inteligencia nacional. “Pero no puedes someter al resto de la población porque hay unos mafiosos que se están beneficiando de todas estas implementaciones”.

“El cono monetario lleva una planificación, como todo el mundo lo sabe, también un protocolo. Mientras se va sustituyendo el cono monetario anterior por el nuevo. El manejo es con muy poca planificación en su ejecución y por supuesto bastante irresponsable sobre el tema del país y de la economía de todos los ciudadanos”, señaló.

Tres pasos para evitar la hambruna en el país. Hizo tres propuestas para evitar «la hambruna». El primer tema tendría que ver con el sistema cambiario, para permitir «un uso eficiente y mucho más rentable de las divisas del país”.

El otro elemento sería el respeto a la propiedad privada. No podemos seguir criminalizando la propiedad privada y la actividad empresarial en el país.

Otro punto es la revisión de todo el marco legal. “Se ha convertido en una camisa de fuerza que inhibe la producción de bienes y servicios en el país, que no genera confianza productiva, lo único que ha conllevado es a la pérdida de puestos de trabajos, pérdida de todos los que son los cierres de empresas. En conclusión, hay que buscar una manera diferente, una ruta diferente al Plan de la Patria”, precisó.

Lamentó el «poder» que se le ha dado a los Comité Locales de Abastecimiento Productivo (CLAP), cuando debería enfocarse en «la producción de bienes y servicios del país”.

Ajuste de la política monetaria del país. En cuanto a la dolarización de la economía, la máxima autoridad de Fedecámaras se mostró en desacuerdo con la implementación de esa medida porque «eso es poner nuestra política monetaria y económica al servicio o dependiendo de lo que pudiera ser el Banco del Tesoro (de Estados Unidos). Si creemos que la solución está en la autonomía del Banco Central (de Venezuela, BCV), en el diseño de una política monetaria ajustada a las realidades del país, a partir de ese momento podemos tener un mejor sistema cambiario y monetario y podemos tener una mejor economía”.

También explicó que con la liberación del control cambiario bajarían los precios, “aunque probablemente no puedes llegar a una liberación absoluta en las primeras de cambio, el efecto va a ser positivo y el mismo hecho de que puedas crear un mercado interno lo más libre posible para la transacción de divisas en el país, ayudaría enormemente a la economía, el abastecimiento y la producción de bienes y servicios”.

Abiertos a la convocatoria.Martínez informó están atentos ante cualquier llamado del gobierno nacional con la finalidad de participar en el Consejo Nacional de Economía Productiva. En una entrevista realizada por El Mundo, Economía y Negocios aseguró que aún no han sido convocados formalmente. Espera que los nuevos ministros vengan con una visión más amplia para discutir las propuestas que tienen los empresarios como la revisión de la Ley de Precios Justos, la Ley del Trabajo.

Fuente: El Universal – ACN/ BO – VR