Estiman caída de 5% en actividad manufacturera

Las expectativas favorables que tenían en el sector industrial para este año comienzan a derrumbarse. Carlos Larrazábal, presidente de Conindustria, estimó en 5% el descenso de la actividad manufacturera para el primer trimestre de 2010.

A falta de las cifras oficiales del Banco Central de Venezuela (BCV), el directivo aseveró que a los obstáculos que venía enfrentando el aparato productivo local se le ha sumado la crisis eléctrica.

´La crisis eléctrica lo que va a hacer es profundizar la caída, pero la causa original es el deterioro de la economía privada, originada por las políticas públicas que el Gobierno sigue tomando en contra de la propiedad privada y cercando la actividad económica´, precisó Larrazábal.

De acuerdo con los datos de Conindustria los problemas con el suministro eléctrico y los planes de racionamiento energético que se aplican en todo el territorio han costado, en promedio, la pérdida de 25% del tiempo de trabajo de las empresas.

´La crisis eléctrica está agravando una crisis que ya está presente desde hace varios trimestres´, reiteró el dirigente de los industriales.

Para el directivo, si las fallas en el servicio eléctrico se prolongan durante todo el año, el descenso general del Producto Interno Bruto (PIB) será superior a 5% en 2010.

Entre las barreras que siguen impactando el desempeño de las industrias nacionales, Larrazábal destacó las dificultades para acceder a las divisas de Cadivi.

Aunque reconoció que en sectores como el petroquímico y el de las artes gráficas ha mejorado la entrega de dólares, señaló que áreas como la automotriz y la de autopartes casi no han tenido aprobaciones en lo que va de año.

La deuda del organismo administrador de divisas con el sector manufacturero oscila entre 6.000 y 8.000 millones de dólares y los tiempos de liquidación superan los 100 días, según los datos de Conindustria.

Adicionalmente, Larrazábal mencionó que diversos sectores manufactureros no están recibiendo las cantidades de materia prima que requieren de las empresas básicas del Estado.

´No hay certeza en el suministro de las empresas básicas´, afirmó. Asimismo, aseguró que las empresas estatales siguen aumentando los precios de los insumos en aquellos casos en que sí despachan la mercancía al sector privado.

´Vemos por una lado que las empresas del Estado han venido ajustando sus precios en una forma importante y por otro lado se continúa la política de persecución del Indepabis o de la no aprobación de aumentos de precios para los productos finales que hacen las empresas del sector privado´.

Además de los incrementos que realizaron Sidor y Venalum tras la devaluación, Larrazábal informó que Pequiven ha subido los precios de las resinas entre 45 y 138%.

El presidente de Conindustria también subrayó el deterioro para el ´clima de inversión´ que ocasionan las expropiaciones que el Gobierno nacional ha realizado en varias zonas industriales, así como el impacto negativo de varios textos legales.

´Se ha venido profundizando el establecimiento de un modelo socialista a través de una serie de legislaciones que se han venido aprobando´.

[email protected]

Roberto Deniz
EL UNIVERSAL

Publicado en Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.