El salario mínimo aumentó de 4.500 a 18.000 bolívares

A un cuarto para la una de la tarde, Nicolás Maduro entró en el Hemiciclo Protocolar del Palacio Federal Legislativo acompañado de Cilia Flores para presentar la Memoria y Cuenta de 2018, así como el plan de la patria 2019-2025 y “nuevos factores de corrección del Programa de Recuperación Económica”.

“La clase trabajadora sabe que la revolución no descansa para proteger sus ingresos”, dijo antes de anunciar que el valor del petro sube de 9.000 a 36.000 bolívares. Con esto, el salario mínimo y la pensión pasó de 4.500 a 18.000 bolívares, medio petro, un incremento de 300%, que entra en vigencia a partir de hoy. Aunque no mencionó en cuánto quedó el bono de alimentación, hasta ahora representa 10% del sueldo, lo que significa que sube a 1.800 bolívares.

“Desde el 15 de enero comienza el proceso de adaptación automática de todas las tablas salariales de los trabajadores de la administración pública, de los militares, maestros, bomberos, policías”, agregó. “Asumimos el pago de las diferencias de las nóminas del sector privado para que no digan que este factor de corrección y ajuste necesario, que hago permanentemente, causa inflación”.

Dijo que sigue la política de “precios acordados” y solicitó a la ANC que nombre tres constituyentes para que participen en los mecanismos de fijación de precios y ayuden a que se cumplan en todo el territorio. Anunció que desde hoy también entra en vigencia el encaje legal de 60% a la banca nacional y ordenó vender en petros 15% de la producción de Petróleos de Venezuela y de las empresas básicas.

“Voy a generar un sacudón completo en todas las empresas del Estado, un sacudón organizativo, político y económico, porque tienen que estar productivas, al servicio del país y no de mafias que se roban las riquezas. Estoy obstinado de las mafias que roban, se visten de rojo rojito para robar, estoy obstinado de su indolencia”.

Prometió durante el primer trimestre del año entregar cada 15 días cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción. Además, aprobó 1.037 millones de euros para “garantizar la siembra de 3.235.000 hectáreas”.

Antes, Maduro informó que le entregará 300.000 hectáreas a la Misión Chamba Juvenil para que “funden sus fincas y sean felices produciendo en armonía con la naturaleza, la tierra, aire y el cielo”.

Balance y promesas. En cuanto al Plan de la Patria para el período 2019-2025, el gobernante solicitó a la ANC otorgarle rango constitucional. Prometió que en seis años no habrá ni un venezolano pobre por necesidades básicas insatisfechas y que el desempleo se ubicará en 2%. “Debemos lograr la meta de 18 millones de personas trabajando”, dijo.

Indicó que para 2025 el número de barriles diarios de producción petrolera, así como también la cantidad de pensionados, debe llegar a 5 millones.

“En el plan de la patria 2019-2025 vamos de 3 millones a 5 millones de viviendas, o más. ¡Así que su hora les llegará!”, aseguró Maduro e instó convocar “cabildos bolivarianos” abiertos para discutir los aspectos más relevantes del plan de la patria.

Luego de que Diosdado Cabello, presidente de la ANC, aprobara “el decreto constituyente de ratificación, reafirmación y reconocimiento” a Maduro, el gobernante dio un balance del año pasado.

Afirmó que 74,7% del presupuesto nacional fue destinado a la inversión social y aseveró que el porcentaje de desempleo en el país se mantuvo en 6% durante 2018.

El año pasado hubo una reducción “brutal” de los ingresos de divisas de la nación debido a los “errores” cometidos en la industria petrolera y a la corrupción. Apuntó que en 2018 los ingresos bajaron de 42 millardos de dólares a 4 millardos de dólares, aunado con una caída de la producción petrolera. Según el gobernante, 944% se desplomaron los ingresos de la República entre 2013 y 2018.

El economista Francisco Rodríguez reaccionó por Twitter: “Maduro dice ante la ANC que los ingresos petroleros han caído 944%, demostrando que ni él ni su equipo tiene la capacidad de generar cálculos matemáticos básicos. La tasa máxima de caída de cualquier variable mayor a cero es 100%”.

“Show” y “terrorismo”. En la entrega de su Memoria y Cuenta Maduro dijo que fueron destituidos los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia que en un procedimiento irregular detuvieron el domingo al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

“Qué casualidad que había una cámara dimensionada que toma el momento en que el diputado líder de la oposición, Juan Guaidó, fue retenido en un hecho extraño. De inmediato que me enteré, los funcionarios fueron sometidos y destituidos por prestarse a un show mediático. Y así voy a actuar contra cualquier funcionario que se preste. Mano de hierro a la traición”.

Señaló que esos “falsos positivos” responden a “los intentos de la derecha venezolana e internacional para agredir la República”. “Activen lo que quieran, pero aquí va a seguir mandando el pueblo de Venezuela con Nicolás Maduro al frente dela Presidencia de la República. Sigan jugando a la política, sigan improvisando”.

Agregó que la interrupción del servicio eléctrico del Hospital Universitario de Caracas y el incendio días antes en el Instituto de los Seguros Sociales en Guarenas ocurrieron por “ataques de grupos terroristas”.

Más inflación y menos préstamos. El diputado Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, llama heterogénea la política monetaria de Nicolás Maduro debido a que por un lado aumenta la liquidez de dinero en manos del público, lo que genera inflación, y por el otro restringe la liquidez de la banca a través del encaje legal. “Esto reduce la capacidad de la banca para prestar dinero. Maduro busca controlar la inflación a través del tipo de cambio, estrategia que ya tiene por lo menos tres meses y que no para el alza acelerado de los precios”.

El parlamentario añadió que Maduro, al volver a incrementar el salario por decreto, lo único que logra es generar más inflación. “Cuando el sueldo entre en vigencia, ese monto de 18.000 bolívares no tendrá la capacidad de compra que tuvo cuando se anunció”, aseguró.

Explicó que para que el salario mínimo esté en, por ejemplo, 1.000 dólares, tiene que haber producción, innovación, educación, respeto a la propiedad privada e incentivo a la libre iniciativa. “Es decir, una economía de mercado y no con el socialismo. No se logra con decretos”.

El economista Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, expresó: “Es una especie de ‘deja vu’… No hay nada allí que permita pensar que Venezuela saldrá de la profunda crisis que vive”.

El Dato. La tasa oficial –el Dicom cerró ayer en 949,47 bolívares por dólar– indica que el nuevo salario mínimo de 18.000 bolívares equivale a 18,9 dólares. Cuando el sueldo anterior de 4.500 bolívares entró en vigencia en diciembre equivalía a 28,6 dólares. En ese entonces, el diferencial cambiario era de 157,12 bolívares. Diariamente son 0,63 centavos de dólares. Menos de 1,25 dólares diarios, que es el umbral de pobreza extrema de acuerdo con Naciones Unidas.

Fuente: El Nacional / CSM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.