El País: Venezuela afronta el fantasma de la crisis de combustible

Nicolás Maduro no puede colocar en el mercado norteamericano 435.000 barriles diarios de petróleo que todavía le vendía a ese país, 300.000 de los cuales estaban destinados a la refinería estadounidense Citgo, propiedad venezolana y que ahora tiene una directiva nombrada por el presidente interino Juan Guaidó.

La situación se debe a que expiró el plazo de 90 días concedido por el gobierno de Trump. Ahora Maduro tiene que intentar conseguir compradores alternativos, pero esa gestión se ha complicado por las sanciones y los vetos en su contra.

«Pocas empresas quieren negociar con Maduro en estas circunstancias. La compañía india Reliance había aceptado la oferta de crudo, pero tuvo que declinar nuevos compromisos en virtud de las presiones de Estados Unidos, que también maniobra para vetar el uso del dólar en las transacciones financieras tras el anuncio de sanciones al Banco Central de Venezuela», destacó El País de España.

El hecho podría afectar la distribución de gasolina y diésel, y agudizar la crisis eléctrica que afronta el país. «Los inventarios actuales de gasolina y diésel, según documentos internos de la propia compañía, ofrecen unos niveles de autonomía futura de 10 días, y unos 20 días para el combustible de aviones», precisó el diario español.

Fuente: El Nacional / Con datos de El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.