"El gasto público cayó 40% en el último año"

El economista venezolano Francisco Rodríguez declaró que, en términos de inflación, el gasto público ha caído un “por lo menos 40%, si no 50% o 60% en el transcurso de un año”, asegurando además que Venezuela se encuentra en una depresión económica porque la gente no tiene dinero para gastar.

Rodríguez aseguró que el país no se encuentra en un proceso de hiperinflación, si bien los propios economistas debaten constantemente sobre el valor real de la inflación: “Unos dicen entre 200% y 300%, otros dicen que llega a 600%, yo creo que se ubica entre 200% y 300%”; aunque indiferentemente de cuál sea la cifra real, “el gobierno no es capaz de gastar al ritmo que suben los precios, lo ves en el salario de los empleados públicos”, agregó el economista durante una entrevista en Globovisión.

“El sector público dejo de pagar las cosas básicas, ese tipo de ajuste fiscal te genera una contracción en la economía que la gente se queda sin dinero para gastar, tienes una depresión económica”, dijo Rodríguez.

El que fuera director de la región andina del Bank of America Merrill Lynch aseguró que en el informe económico que la Unasur hizo llegar al gobierno venezolano, hay una serie de medidas que pueden ayudar a mitigar la crisis, pero aplicar algunas sería insuficiente, como es el caso de la tarjeta de compensación alimenticia, llamada “tarjeta solidaria”.

“La idea de la tarjeta solidaria era ajustar un montón de precios, en el momento que se dan, la tarjeta y le permitiría comprar los productos con un porcentaje de descuento a las personas con bajos ingresos”, explicó Rodríguez.

El programa que planteó la Unasur “fue diseñado como un programa de estabilización expansivo, y al aplicarse, la inflación bajaría muy rápido”, según el economista, aunque aseguró que “ese problema macroeconómico que tenemos tiene una base microeconómica”.

Rodríguez sentenció asegurando que las medidas económicas del Ejecutivo solo retrasaban lo inevitable: “Las políticas económicas van a cambiar, la estabilización es inevitable. El gobierno con sus decisiones la postergó, pero en algún momento se va a hacer”, declaró el economista, concluyendo que “lo que se puede hacer es estabilizar las variables macroeconómicas en base a una política fiscal sensata”.

Fuente: El Nacional / LG