Crisis con Colombia merma importaciones de alimentos

La decisión del Ejecutivo nacional de congelar las relaciones comerciales con Colombia comienza a traer cola.

Las importaciones de productos lácteos -leche UHT, quesos, yogures- se han visto afectadas por esta situación, pues a raíz de la crisis con el vecino país los proveedores colombianos decidieron suspender las líneas de créditos a los importadores venezolanos por los altos montos que adeudan.

Teresa López, directora ejecutiva de Cavelácteos, señaló que hay una cantidad importante en divisas que se deben a proveedores en Colombia ´y por eso no se ha seguido importando desde ese país. No se han solicitado nuevas licencias pero igual hay que pagar´.

Indicó que los exportadores colombianos entendían cómo funciona el control de cambio en Venezuela y las trabas que tienen los importadores nacionales para pagar y seguían despachando, pero ahora por las tensas relaciones se vieron obligados a a suspender las líneas de créditos hasta que paguen las deudas.

Explicó que el retraso con los proveedores neogradinos data de cuatro meses atrás.

Suspendidas Otro de los rubros del vecino país de los que depende Venezuela es la carne de res, producto que desde hace 30 días no ingresa al país por la frontera colombo-venezolana.

Balsamino Belandria, presidente de Fegaven, informó que del vecino país se importaba aproximadamente 15% del déficit de la producción, y justamente eso es lo que ha dejado de entrar en el último mes como consecuencia de la crisis bilateral.

Asimismo, señaló que esta merma en la importación de carne no se ha sentido en el mercado nacional porque hay suficiente producción nacional para cubrir esa falta.

´Hay suficiente producción nacional para abastecer el mercado hasta diciembre´, afirmó.

Sin embargo, estima que el pico de producción durará hasta diciembre, luego será necesario retomar esas importaciones, pero no desde Colombia sino desde Brasil.

Belandria señaló que con ese país ya están las negociaciones encaminadas y pueden seguir importando ganado en pie y carne despostada empacada al vacío, como viene haciendo el Gobierno.

Reconoce que importar desde Brasil requiere seis días en barco, mientras desde Colombia son apenas dos y vía terrestre.

En curso En el caso de los productos avícolas, huevos fértiles y pollitos bebé, las importaciones están fluyendo con regularidad.

Francisco Tagliapietra, presidente de Fenavi, señaló que las compras que ya estaban programadas han ingresado al país progresivamente, como estaban pautadas.

Agregó que los productores nacionales tienen la opción de sustituir esas importaciones con Brasil. Además están negociando con productores de Argentina precios y cantidades, aunque les preocupa la disponibilidad.

Tagliapietra agregó que muchos de los productos que anteriormente se importaban ahora se producen en el país.

Angie Contreras C.
EL UNIVERSAL

Publicado en Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.