Consideran posibles sanciones contra el sector petrolero nacional

El gobierno de Donald Trump considera posibles sanciones contra el sector energético venezolano, incluida Pdvsa, dijeron funcionarios de alto rango de la Casa Blanca, publicó Reuters en su página web.

La idea de golpear al corazón de la economía del país ha sido discutida en los altos niveles de la administración, como parte de una amplia revisión de las opciones de Washington, pero los funcionarios dijeron que el debate continúa y que no hay acciones inminentes.

Las fuentes, que prefirieron no ser identificadas, aseguraron que Estados Unidos podría sancionar a Pdvsa como parte de un paquete “sectorial” que por primera vez se concentraría en la industria energética. Pero aclararon que el gobierno está actuando con cautela, consciente de que si se toma una medida sin precedentes como esa podría profundizarse la crisis económica y social del país.

Otro factor que complica la decisión sería el potencial impacto sobre los envíos de crudo a Estados Unidos, debido a que Venezuela es su tercer proveedor después de Canadá y Arabia Saudita. En marzo, el petróleo venezolano representó 8% de las importaciones de la nación estadounidense.

“No creo que estemos en el punto de tomar una decisión al respecto, pero todas las opciones están sobre la mesa. Queremos ver que quienes actúan mal rindan cuentas”, dijo una de las fuentes.

Preocupados. Funcionarios de alto rango de la Casa Blanca también declararon a Reuters que el gobierno de Trump está preocupado por cualquier acción de empresas estadounidenses que provea liquidez al país, luego de que se conoció que Goldman Sachs adquirió 2,8 millardos de dólares en bonos de Pdvsa.

“Estamos preocupados por cualquier acción que provea oxígeno al status quo”, dijo uno de los funcionarios.

Otra de las fuentes agregó que las compañías estadounidenses que estén haciendo inversiones en Venezuela deberían pensar moralmente lo que están haciendo. Dijeron que no sabían si la administración Trump había presentado sus reparos directamente a Goldman Sachs.

La semana pasada el banco estadounidense emitió un comunicado en el que aseguró que no negoció directamente con autoridades de Venezuela, y que realizó la compra de los bonos porque cree que la situación del país mejorará. Sin embargo, diputados de la Asamblea Nacional manifestaron su rechazo a la operación y aprobaron iniciar una investigación al respecto. Además, venezolanos en Estados Unidos realizaron protestas en las sedes de Goldman Sachs en Nueva York y Miami.

Riesgo de Default.La firma Torino Capital sostiene que una decisión de la administración Trump en contra de funcionarios de Pdvsa y en contra de las empresas que negocian con Venezuela, podría resultar “demasiado extrema y probablemente se volvería contraproducente”, permitiendo a que el gobierno de Nicolás Maduro dirija la culpa de la crisis económica del país a EEUU.

El petróleo representa 92% de las exportaciones de Venezuela, de los cuales 37% son envíos a Estados Unidos, por lo que las sanciones comerciales contra Pdvsa podrían afectar 10.700 millones de dólares, aproximadamente, en ventas de crudo.

Resalta además que si la administración de Donald Trump impusiera sanciones y se impide a Pdvsa vender petróleo a EEUU, sus incentivos para cancelar el servicio de su deuda disminuirían significativamente.

“Como hemos argumentado en ocasiones anteriores, la decisión del gobierno de pagar su deuda es en nuestra opinión basado en su temor de que los activos y los flujos de ingresos están sujetos a la vinculación con los Estados Unidos. Tanto refinerías propiedad de Citgo como redes de distribución, así como cuentas por cobrar por petróleo, podrían verse afectados por las sanciones, a menos que la empresa obtenga cierta protección legal contra estas acciones”.

Resalta Torino que no está claro si la propuesta de sanciones tiene respaldo de los principales líderes de la oposición, pero que sí podrían pensar que el gobierno de Maduro utilice esta medida para culpar del deterioro de la economía a EEUU. “Irónicamente, las sanciones podrían dar cierta credibilidad a la hipótesis de guerra económica que hasta ahora ha tenido poca base en la realidad”.

Fuente: El Nacional – El Estímulo