Conindustria sobre trabajadores de Polar: Sebin no tiene nada que ver con problemas laborales

Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria, condenó que el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) le haya exigido a Empresas Polar que reenganchara a unos empleados que supuestamente habían sido despedidos.

«El Sebin no tiene que ver nada con eso porque es un problema absolutamente laboral. Tendría que ser dirimido en la Inspectoría del Trabajo o en los tribunales, pero en el actual estado de las cosas se fomenta la anarquía”, expresó Olalquiaga en una entrevista para Televen.

Agregó que el nuevo arresto de varios empleados de Empresas Polar, en San Joaquín, influirá negativamente en la recuperación económica del país.

“En Venezuela lo que hay es un problema administrativo”. Desmintió que la caída de los precios del petróleo sea la causa del problema económico del país.

Cámara de Caracas expresó preocupación. La Cámara de Caracas manifestó su preocupación por las agresiones que están sufriendo las empresas venezolanas, en especial, el caso más reciente que es Empresas Polar.

En un comunicado, rechazaron lo ocurrido el pasado 19 de julio con la presencia de funcionarios del Sebin en las instalaciones de la planta San Joaquín y la posterior detención de un gerente. Afirman que esta situación dificulta la normalidad de las operaciones y en nada contribuye a solucionar el problema de baja producción que está atravesando el país.

“La libertad de empresa, el derecho a ser juzgados por jueces imparciales, la posibilidad de poder resolver cualquier discrepancia mediante mecanismos pacíficos de mediación y resolución de conflictos, y la expectativa de que el Estado actúe dentro del marco de la ley, sin desproporciones indebidas, son todas ellas las señales apropiadas para comenzar a salir de la crisis de desabastecimiento y desinversión”, expresan en la misiva.

Señalaron que es un hecho preocupante que sea la policía política la que adelante este tipo de acciones. “Nos parece inapropiado que el representante de la empresa haya sido trasladado a la sede del SEBIN para luego dejarlo detenido. Esa convalidación, en el plano de las consecuencias, de la ficción de la guerra económica, tratando a los empresarios, directivos, gerentes y trabajadores como enemigos políticos solamente puede acentuar la crisis de confianza cuyas secuelas todos los venezolanos estamos sufriendo”, concluyen.

Fuente: El Nacional

Publicado en Sin categoría