Conindustria insiste en economía de libre mercado con Ley de Producción

El Gobierno no ha hecho nada bien en materia industrial. La paralización de más del 60% de las líneas de producción así lo evidencia. “Se ha implementado un proceso de limitación y destrucción al que han estado sometidas las empresas”, advirtió el presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, para quien esta crisis solo puede ser revertida con una economía de libre mercado que implica diversas flexibilizaciones que debe hacer el Ejecutivo y que se contemplan en el proyecto de Ley de Producción Nacional.

El instrumento prioriza 3 condiciones fundamentales para incrementar la producción: el respeto a los derechos de propiedad, Estado de Derecho y rentabilidad para el retorno de la inversión. “De darse el ejecútese a esta ley podría lograrse una operatividad relativamente rápida para las compañías que operan con poca rentabilidad y las paradas por falta de materia prima”.

La propuesta de Conindustria se basa en la soberanía del consumidor, para que éste tenga acceso a los bienes que requiere sin limitaciones; que haya libre competencia y efectiva para que sea la que regule los precios; abastecimiento seguro, para que las empresas tengan acceso a los insumos, materias primas y repuestos; que la producción sea fundamentalmente nacional y que haya una menor intervención del Estado en la economía.

Olalquiaga insistió que a partir de políticas económicas adecuadas, Venezuela tendría 3 tiempos para recuperar su aparato productivo: mediante la corrección del déficit fiscal a través de créditos internacionales y la reestructuración de la deuda, lo que se lograría en meses. Un segundo paso al poner a funcionar empresas paradas y estatizadas que sería cuestión de pocos años, y la creación de una política que genere confianza, inversión y se creen más industrias en Venezuela, lo que tardaría más tiempo.

En consulta. El proyecto ya fue presentado ante la Asamblea Nacional y se están haciendo las consultas públicas respectivas, proceso en el que recientemente participó el diputado Alfonso Marquina, presidente de la Comisión de Finanzas de la AN y el diputado Omar Barboza, presidente de la subcomisión especial designada para el análisis de este instrumento legal. Estuvieron presentes también Aquiles Martini y Ricardo Cusano, vicepresidente y tesorero de Fedecámaras; Carlos Albornoz, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga); José Cinnerella, director de Consecomercio y Porfirio Tamayo, presidente de la Cámara de Industriales del estado Miranda.

Fuente: El Carabobeño / DB

Publicado en Sin categoría