Conindustria: Actividad manufacturera cayó 6,29 por ciento

Publicado: Julio 7, 2014

La caída de los ingresos petroleros en el año 2009, la crisis eléctrica de 2010 y la campaña presidencial de 2012 fueron los factores determinantes que influyeron en el quiebre del sistema económico de Venezuela “que ya venía por la senda de lo insostenible”, advirtió la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria).

En su informe “Visión Venezuela Industrial 2025”, presentado en el Congreso Anual, se destaca que la actividad manufacturara del país cayó 6,29 por ciento en 20 años. “Para finales de los 80 la actividad manufacturera aportaba cerca de 20% del PIB. En la actualidad, esa contribución es del 13,71% dentro de una tendencia decreciente”, se lee.

Conindustria advierte que “nuestra industria manufacturera refleja una caída sostenida en la productividad, y un exceso de oferta de bienes industriales internacionales ocasionada por el descenso en la demanda de los países ricos y de la superproducción de los países asiáticos”.

Este retroceso tiene, para Conindustria, consecuencias indeseables en “términos de la productividad promedio de la economía, la calidad del empleo, una disminución en el dinamismo económico debido a un menor encadenamiento entre sectores, y la reducción de externalidades locales (normalmente asociadas a las actividades de investigación y desarrollo)”.

Además, señala que actualmente las empresas cargan “con una distorsión cambiaria que, a los efectos del acceso a divisas para la industria, implica una sobrevaloración de 60% en el peor de los casos, así como elevados costos laborales y rigideces en el mercado de trabajo”.

 

El documento “Visión Venezuela Industrial 2025” establece que para pensar en la industrialización del país en 15 años es necesario tener en cuenta que las empresas manufactureras han “experimentado un profundo proceso de desindustrialización” que debe preocupar a la totalidad de la sociedad independiente de sus posturas ideológicas.

Conindustria advierte que los controles de precio, el incumplimiento de compromisos hechos por el gobierno con los importadores y el establecimiento de severas sanciones “contra quienes el gobierno señale como supuestos especuladores sin el cumplimiento de los debidos procesos (…) ha desembocado en una severa escasez de todo tipo de bienes y servicios, incluyendo los de primera necesidad”.

Reimpulsar al sector

Dentro de las sugerencias que hace Conindustria, plasmadas en su documento “Visión Venezuela Industrial 2025”, se encuentra la modernización de los diferentes sectores de infraestructura para expandir “la capacidad de oferta y la calidad de los servicios prestados en los sectores de telecomunicaciones, energía, aviación civil, agua y saneamiento, y tratamiento de desechos sólidos”.

Además de conseguir que “el Estado deje de ser protagonista o actor directo en alguna actividad para dar paso a entidades privadas, ya sea bajo la forma de creación de nuevas sociedades, el traspaso de activos, derechos de uso o explotación, o mediante la contratación de servicios previamente realizados desde sector público”.

Otra de las propuestas de Conindustrias es “la creación de un Fondo de Capitalización de empresas que permita mantener a flote a una gran cantidad de empresas manufactureras afectadas por la profunda recesión de la economía”.

Fuente: http://www.dinero.com.ve/

Marisela Castillo Apitz

[email protected]

 

Publicado en Sin categoría