Cómo la hiperinflación ha destruido las industrias en Venezuela

La fábrica de zapatos de Guiseppe Cordivani solía acoger a más de 50 empleados para hacer 300 pares de zapatos de mujer al día, actualmente solo puede realizar 20 y con la empresa casi vacía, reseñó The Wall Street Journal.

La crisis económica en el país se refleja en la desolación de la industria manufacturera venezolana la cual se ha reducido a la mitad durante los últimos seis años, y se espera que dismuya 30% este año.

“La caída en el consumo es tan grande que las plantas trabajan a volúmenes bajos que no pueden mantenerse y sostener su infraestructura, y continuar con la maquinaria en funcionamiento para  pagar a sus trabajadores”, dijo Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria.

Valencia, corazón de la industria venezolana ahora se encuentra desolada. Henry Ford Way, plantas automotrices, se mantienen cerradas. Las fábricas de pañales, así como las plantas que hacen refrescos, acero, aceite de cocina y cereales para el desayuno tienen sus santamarías abajo. Los gerentes de algunas compañías, incluido el gigante de envases irlandés Smurfit Kappa y Clorox, han huido del país por la crisis.

Henry Ospina, un funcionario sindical de una fábrica de automóviles que había apoyado a  Chávez durante mucho tiempo, ahora se lamenta de que los trabajadores a los que representa tienen poco trabajo. “Estamos completamente paralizados”, dijo. “Nos dijeron que no habría producción este año”.

Gran parte de la industria en todo el país ha sufrido los estrictos controles de precios, las regulaciones cambiarias y las confiscaciones de empresas implementadas por el fallecido ex presidente Hugo Chávez, han perjudicado a grandes y pequeñas empresas.

Se expropiaron una de cada cinco parcelas agrícolas, dejando sin cultivar las tierras que antes eran productivas. El crédito disponible de Venezuela para negocios es de apenas 140 millones de dólares, en comparación con los 21 mil millones de dólares en República Dominicana, de acuerdo con la información de Buniak & Co. una firma de consultoría económica.

Fuente: El Nacional / Con datos de The Wall Street Journal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.