China debe informar sobre deuda venezolana

El presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, diputado José Guerra, acudió a la embajada de China ubicada en la urbanización Las Mercedes de Caracas, con el fin de solicitar información sobre la deuda que mantiene el gobierno venezolano con el país asiático.

En este sentido, advirtió que los convenios establecidos por el gobierno de Nicolás Maduro son ilegales, ya que no cuentan con la aprobación del poder legislativo nacional.

“Estamos solicitando al ciudadano embajador de la República Popular de China, dos informaciones importantes. En primer lugar cuánto es el monto de los préstamos que China le ha concedido a Venezuela desde el 2007 hasta el 2016; que se presume que es la cantidad de 60 mil millones de dólares, y por otra parte el gobierno venezolano ha dicho que recientemente se han informado unos acuerdos por el orden de los 25 mil millones de dólares y nosotros queremos ratificar que todo endeudamiento debe ser aprobado por la Asamblea Nacional porque de lo contrario no será reconocido”, explicó.

Aseguró que tanto la oposición venezolana como la Asamblea Nacional, están dispuestos a mantener y mejorar las relaciones comerciales con el gigante asiático, sin embargo, las mismas deben estar enmarcadas en el respeto a la Constitución y las leyes.

“Nosotros vamos a mantener las relaciones pero con transparencia. Esta deuda con China es muy significativa, una deuda muy grande, que la estamos pagando en términos de casi 300 mil barriles de petróleo diarios que salen para China para cancelar esa deuda, entonces no podemos aceptar que se siga comprometiendo el futuro de los venezolanos con una deuda que crece diariamente sin que sepamos los términos y las condiciones en que se están suscribiendo esos convenios entre el gobierno de China y el gobierno de Nicolás Maduro”, sostuvo.

Igualmente el también economista exhortó al gobierno de China para que replique las acciones tomadas por distintos organismos internacionales de financiamiento como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o la Corporación Andina de Fomento (CAF), los cuales han negado préstamos a Venezuela por no tener la autorización de endeudamiento de la Asamblea Nacional.

Por otra parte, declaró que cuando exista un cambio de gobierno en Venezuela, la deuda con China debe ser renegociada, pues algunas decisiones se han tomado al margen de las leyes venezolanas.

Finalmente, reveló que acudirán a otras embajadas para hacer las mismas observaciones, pues manejan información que ante el desespero del gobierno para conseguir recursos, se estarían realizando negociaciones con otros países, que pudieran verse afectados a futuro si no respetan las leyes venezolanas y el papel de la Asamblea Nacional.

Fuente: El Impulso / JBS