Caída de la recaudación tributaria elevará el financiamiento monetario

La firma Econométrica indicó que durante el pasado mes de enero, los ingresos por impuestos cayeron 43,8% en términos reales. Explica que el deterioro en los ingresos fiscales no petroleros aumentará las necesidades de financiamiento monetario y acentuará el proceso inflacionario en el año.

Todos los ingresos por tributos tuvieron una disminución en términos reales durante enero de 2017. La contracción más abrupta fue la de la renta aduanera, seguida por el Impuesto al Valor Agregado (IVA), otras rentas internas y el Impuesto sobre la Renta (Islr).

A esta conclusión llegó la consultora local Econométrica al realizar sus cálculos sobre la recaudación tributaria publicadas por el Seniat, los cuales destacan una caída de 43,8% durante el pasado mes de enero y en comparación al mismo período de 2016.

“La tributación total continuó expandiéndose en términos nominales y durante enero alcanzó 551.976 millones de bolívares. Lo que representa un aumento de 331,9% respecto a enero de 2016. Pese a ello, la recaudación total cayó en términos reales 43,8%”, indicó la consultora en un reporte enviado a clientes.

Por su parte, la recaudación del IVA se contrajo 52,6% en términos reales, mientras que el Islr acumuló una caída de 21,1%. Igualmente, la renta aduanera se contrajo en términos reales 69,6%, siendo ésta la mayor caída de todos los ingresos.

“Si no se toman medidas para controlar la inflación, los ingresos fiscales no petroleros continuarán deteriorándose, lo que colocaría a la economía en una peligrosa espiral inflacionaria”, indicó Econométrica.

De acuerdo a los cálculos, los ingresos reales del IVA interno descendieron 50,8%, mientras que los del IVA de los importadores cayó 70%. “La pronunciada contracción de este último es explicado por el desplome de las importaciones y el mantenimiento de un tipo de cambio sobrevalorado”.

Econométrica resalta que si bien se han hecho esfuerzos para adelantar el cobro del Islr a enero al incluir un mayor número de contribuyentes especiales, los mismos no consiguieron detener la caída real de este tributo, la cual fue de 21,1%. “Esto puede ser explicado por el rezago de la Unidad Tributaria que, pese a perjudicar ciertos impuestos, permite tener un mayor volumen de pagadores de Islr”.

Econométrica advirtió en informes anteriores que la aceleración inflacionaria en conjunto con el rezago en el cobro de los impuestos contribuyeron a abrir la brecha fiscal en 2016, retroalimentando la inflación y empeorando las cuentas fiscales. “En enero, los ingresos fiscales siguieron contrayéndose en términos reales y, si no se toman medidas para controlar la inflación, estimamos que la recaudación continuará erosionándose, agravando el considerable déficit fiscal existente y forzando a un mayor financiamiento monetario”.

Fuente: El Estímulo / El Interés