BCV debe $ 22 millones a empresa que imprimió billetes nuevos

La empresa inglesa De La Rue, responsable de los billetes del actual cono monetario, declaró en su reporte anual de 2018 que tiene asentado en sus libros un monto de 22,86 millones de dólares que le adeuda el Banco Central de Venezuela.

Esta empresa, con 150 años de trayectoria, fue la contratada por el régimen para imprimir los bolívares a los que les suprimieron 5 ceros y que circulan desde agosto del año pasado. Comunicó la compañía que el BCV ha argumentado que ha tenido problemas para hacer las transferencias de los pagos debido a las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos.

En los números de De La Rue aparece un incremento de 3% en la demanda de impresión de billetes, debido en gran parte por las órdenes de Venezuela. Tampoco el régimen ha informado el porcentaje de dinero que imprimió la Casa de la Moneda en el país y cuánto se encargó al exterior.

“Estamos en contacto constante con el cliente, y ellos realmente tienen la intención de cancelar su deuda”, dijo Helen Willis, directora financiera de De La Rue, en la presentación de las cuentas de la empresa.

De acuerdo con el portal Banca y Negocios, en Venezuela, para marzo de 2019, circulaba un total de 4.117,5 millones de billetes, cifra que es insuficiente ante la presión de una hiperinflación que según datos oficiales de abril alcanzó 1.047%.

De La Rue figura como la empresa que imprime un tercio del total de billetes que circula por el mundo y tiene una nómina de más de 2.500 empleados ubicados en sus sedes en varios países.

Las acciones de la compañía se desplomaron 29% el jueves, lo que según el Finantial Times la lleva a su mínimo en 15 años. En este comportamiento de sus papeles, también impactó la renuncia del director ejecutivo de la empresa, Martin Sutherland. El viernes las acciones cerraron con un alza de 1,32%.

Fuente: El Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.