Argus: Existe conflicto en el gobierno por control de empresas del Estado

La firma internacional de investigación Argus señaló en su más reciente informe que ha quedado en evidencia que existe un «creciente conflicto entre las élites políticas y militares en el gobierno y dentro del Partido Socialista Unido de Venezuela» por el control de las empresas del Estado, incluida Petróleos de Venezuela.

Explica que el ministro de Energía y presidente de Pdvsa, Eulogio del Pino, es el único civil que lidera una empresa del Estado nombrado por el presidente Nicolás Maduro «y puede ser vulnerable».

En su reporte hace alusión al hecho de que Corpoelec, el Metro de Caracas y las empresas de aluminio, hierro y acero en Guayana están bajo la conducción de militares leales, la mayoría fieles al ex presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, «quien es considerado el segundo hombre más poderoso en Venezuela. Es posible que el gobierno intente reemplazar el liderazgo de las compañías del Estado con militares leales a Maduro y del cada vez más influyente ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López».

De acuerdo con Argus, Padrino lidera una facción de militares de alto rango que está desafiándole el apoyo de la base militar de Cabello en el partido PSUV.

Hasta ahora, Padrino tiene control absoluto de la C. A. Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas, empresa de petróleo, gas y minería creada en febrero de 2016, que reporta directamente al ministro de la Defensa y que está de manera explícita exenta de la supervisión del Ministerio de Energía. «Camimpeg se ha aliado con las empresas del sector privado llamadas Southern Procurement Services and Pacific Rim Energy –que tiene oficinas en Miami, Seattle, respectivamente y que parece pertenecer a empresarios nacionales– para promover asociaciones comerciales en la industria petrolera, lo que incluye una mejora en la reactivación de la actividad y las ventas de coque».

Argus indica que el surgimiento de Camimpeg amenaza a Pdvsa por medio de la apropiación de algunos activos que son legado de la empresa.

Maduro aseguró hace varios días que la estatal y otras entidades del Estado serán reestructuradas para hacerlas «más socialistas, eficientes y productivas». También afirmó que habría una inminente «purga política».

Fuente: El Nacional / BVA