Analistas aseguran que Guaidó podría tomar control de Citgo

Luego del reconocimiento de Estados Unidos al presidente interino Juan Guaidó, el asesor de seguridad de Donald Trump, John Bolton, asomó la posibilidad de redirigir los recursos que utilizan para pagar el petróleo de Venezuela a una cuenta diferente de la controlada por Nicolás Maduro. “Lo coherente sería que (esos ingresos) los tuviera el gobierno legítimo”, dijo a Reuters.

A propósito del señalamiento de Bolton, los expertos no descartan que el gobierno estadounidense profundice las restricciones petroleras venezolanas y que la administración de Citgo Petroleum Corporation, filial de Petróleos de Venezuela y principal brazo comercializador de hidrocarburos en Estados Unidos, recaiga en manos del presidente interino.

La propuesta del asesor de seguridad y las posibles nuevas designaciones en Citgo fueron comentadas vagamente por Guaidó durante la rueda de prensa de este viernes en la plaza Bolívar de Chacao. “Lo primero es proteger los activos que hoy están a merced de una cuerda de ladrones. Las cuentas, cuestiones técnicas y operativas están secuestradas, y hay que tener cuidado con el dinero porque es de todos los venezolanos. Cada centavo del presupuesto público debe ser sagrado”.

Maduro no tardó en responder. Durante un encuentro con la prensa internacional pautada a la misma hora de la rueda de prensa de Guaidó, se refirió además al tema petrolero y aseguró que había roto relaciones con el gobierno de EE UU, pero que continuaría vendiéndoles crudo.

“Seguiremos vendiendo petróleo y si no quieren comprar, nos iremos a otra parte”, afirmó Maduro, quien también agregó que la propiedad de Citgo es del Estado venezolano y de Pdvsa: “La defenderemos”.

Dependencia y conflicto. El mercado natural de las exportaciones petroleras venezolanas es EE UU, por lo que una escala del conflicto político entre Maduro y la Casa Blanca podría afectar seriamente la entrada de divisas en el país, afirmaron especialistas.

“Debemos entender que 96% de todos los dólares que tiene Venezuela provienen del sector petrolero, y la inmensa mayoría provienen de la exportación petrolera hacia EE UU. También exportamos petróleo a China y Rusia, pero es para pagar deudas. De ahí no nos queda nada”, explicó a El Nacional José Toro Hardy, experto en economía petrolera y ex directivo de Pdvsa.

Indicó que el eventual cese de las exportaciones afectaría “indudablemente” más a Venezuela que al país gobernado por Trump.

“No solo vendemos petróleo a EE UU sino que le compramos crudos livianos y naftas, necesarios para diluir los crudos extra pesados de la faja petrolífera del Orinoco. Antes producíamos esos diluyentes en Venezuela, pero ahora los importamos. De concretarse las restricciones por parte de Trump, esto afectaría no solo la entrada de divisas sino la producción petrolera”, señaló el experto.

Hardy añadió que la propuesta de Bolton involucraría directamente a la refinería Citgo, cuya “dieta” es fundamentalmente de petróleo venezolano. “Habría que ver si Maduro mantiene las exportaciones o, ante una situación de facto, se trabaja para enviar ese dinero a una nueva cuenta. Citgo, aunque pertenezca a Pdvsa, es una empresa que está físicamente en EE UU y se rige por las leyes norteamericanas. Si no cuenta con petróleo venezolano, debería importar crudo de México y Canadá a un mayor costo”.

¿Quién poseerá Citgo? En la trama de Citgo entra otro actor. 49,9% de las acciones de la corporación fueron entregadas como garantía a la estatal rusa Rosnetf, a cambio de un préstamos por 1.500 millones de dólares en el año 2016.

“En ese caso si hay un tema legal complejo. Si esa propiedad pasa al gobierno legítimo de Guaidó, los rusos tendrían que demandar en una corte estadounidense. Pero ellos siguen reconociendo a Maduro como gobernante. Sin embargo, es posible que Estados Unidos nunca deje a los rusos que accedan a este colateral y que dicten una medida de protección contra embargos de los acreedores por estas situaciones”, dijo el economista Francisco Rodríguez.

Aseguró que la toma de la filial de Pdvsa por parte de la presidencia de Guaidó es factible. “Es lo que está previsto en el ordenamiento jurídico norteamericano. Las cortes estadounidenses no van a investigar si el artículo 233 de la Constitución venezolana se está aplicando correctamente. Solo se preguntarán cuál es el gobierno que Estados Unidos reconoce como legítimo en Venezuela. Si es el de Guaidó, es él quien tiene capacidad de nombrar apoderados legales y una directiva de Citgo”, explicó Rodríguez.

El economista también dijo que el presidente interino debería enviar abogados ante los tribunales estadounidenses que le reconozcan su propiedad sobre los activos que, en este momento, tiene Maduro.

“Ese sería el paso que tendría que dar Guaidó para tomar control de los activos de Venezuela en el exterior. Creo que en los próximos días, sino horas, el gobierno de EE UU dictará órdenes ejecutivas adicionales para tratar de guiar este proceso y hacer una transición más ordenada en términos de lo que implica la posesión de activos”, señaló Rodríguez.

Para el economista, el gobierno de Trump podría, en consonancia con lo dicho por Bolton, congelar las cuentas de Maduro e incluir las cuentas del Estado y de Pdvsa en la lista de sancionados de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro.

“Podrían hacerlo de modo que ningún representante del gobierno pueda hacer movimientos de recursos en Estados Unidos. Para reconocer al gobierno de Guaidó no tendrían que pasar por las cortes porque en el momento en que ese lineamiento se emite, los bancos se ven obligados a congelar cualquier cuenta que sea operada por Maduro y se daría el proceso de traspaso de esos recursos al gobierno de Guaidó”, agregó.

Esta acción traería como consecuencia una caída muy fuerte de las exportaciones petroleras venezolanas. “Es una medida similar a lo que se hizo en Libia en el año 2011, que llevó a un desplome de 72% de la producción petrolera de ese país. Si eso llegase a ocurrir en Venezuela, tendríamos un agravamiento de la crisis. No son casos idénticos, pero cuando ocurrió el congelamiento de activos de Muamar el Gadafi en ese año, solo duró seis meses más en el poder”.

De acuerdo con datos de Refinitiv Eikon de Reuters, las exportaciones petroleras nacionales a Estados Unidos llegaron en diciembre a su mínimo histórico durante los últimos 30 años. El incremento de la producción petrolera norteamericana a partir de la sobre explotación del crudo de lutita ha puesto al país de Trump a la cabeza de la extracción de petróleo mundial y disminuye la necesidad de importación de crudo venezolano.

Rodríguez es escéptico de que los chinos puedan asumir el eventual vacío de las exportaciones venezolanas que pueda dejar Estados Unidos. Recalcó que el papel que juega la Unión Europea es fundamental a la hora de hacer transacciones internacionales de ese tipo.

“Esto depende mucho de la acción que tome la UE. Hoy es muy difícil hacer transacciones con China, Rusia o Turquía que no pasen por el sistema financiero estadounidense o europeo. Si Europa continúa reconociendo a Maduro desde el punto de vista formal, entonces sí estaríamos en una situación en la que China puede seguir comprándole petróleo a Venezuela, pero hay otra cuestión. El petróleo que Venezuela envía a China es para pagar deudas del pasado. Además no está claro que China tenga interés en adquirir más petróleo”, acotó.

Fuente: El Nacional / CB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.