Alimentos Heinz opera con 4 de 11 líneas de producción

Los 800 empleados de la planta de Alimentos Heinz en San Joaquín están preocupados por la estabilidad de sus puestos de trabajo, debido a que están operando apenas cuatro de las 11 líneas de producción, según lo informó Javier Breto, secretario general del sindicato de trabajadores de Alimentos Heinz. El sindicalista precisó que esa planta es la única de la compañía, por lo que acá se elaboran todos los productos que comercializa la marca en el país: kétchup, pasta de tomate, compotas, mostaza, vinagre, ajo en salsa y en pasta, salsas inglesa y soya, gelatina y pudín.

Si bien toda la plantilla de trabajadores está actualmente activa en sus puestos, Breto explicó que este año se dejó de sustituir el personal que sale de vacaciones, lo que ha afectado la operatividad y les hace temer por su estabilidad a mediano plazo. “Desde hace tres años, nadie ha quedado fijo”.

La última vez que estuvieron operativas todas las líneas fue en junio de este año, y el peor momento lo atravesaron entre mayo y septiembre de 2014, cuando llegaron a operar apenas dos líneas por falta de materias primas que importa la empresa desde países como Brasil, Chile, Colombia y Estados Unidos, según el vocero.

Si bien una de las líneas está paralizada actualmente por mantenimiento, la línea de colado no está activa por la falta de harina de arroz que suministra otra empresa de la misma compañía, que está ubicada en Aragua. “Tras las manifestaciones del viernes y el lunes donde exigimos que se discutiera el contrato colectivo, nos ofrecieron traer la harina el mismo lunes, pero este martes en la tarde aún no había señales de ella”, dijo Breto.

El sindicalista explicó que la línea de colado está parada desde la semana pasada por falta de materia prima, pero antes ya ha tenido interrupciones cuando falta personal, porque no se sustituye el que sale de vacaciones, a lo que se suman ausencias por enfermedad. El sindicato también fue notificado acerca de la imposibilidad de producir salsa de ajo por la falta del polvo que requiere. “No tenemos certeza de si esto es una acción planificada o tiene que ver con la discusión de la convención colectiva, porque la comunicación con el patrono ha sido poca. Sin embargo, la situación no es normal porque lo ideal es que todas las líneas trabajen”, acotó.

Fuente: El Mundo, Economía y Negocios / SA

Publicado en Sin categoría