Algunos productos siguen desaparecidos de los anaqueles

Eilyn C. Torres
@etorres_EA

Completamente ausentes de los anaqueles están, desde hace al menos unas tres semanas, productos como la leche, la margarina y el aceite vegetal, alimentos que mantienen en vigilia a las amas de casa, quienes prácticamente a diario se pasean por los establecimientos “cazando” los tan codiciados comestibles, indispensables en el hogar venezolano.
Yolanda Marcano, una compradora reveló que tiene ya más de 15 días acudiendo a supermercados, abastos y bodegas hasta tres veces por semana a ver si consigue alguno de estos productos, pero no ha tenido ninguna suerte.
“Así es más difícil para preparar el almuerzo o rellenar las arepas, el aceite y la mantequilla son esenciales para preparar la comida”, dijo Marcano.
Los consumidores se quejan de la escasez y la atribuyen a la regulación de precios, que a criterio de muchos, es una de las principales razones de que los alimentos hagan desapariciones tan prolongadas de los negocios.
“Ponen todo más barato para nada porque igual uno no lo consigue, deberían sincerar los precios de todos los productos básicos para la dieta del venezolano, llegar a un acuerdo en el que todos salgan beneficiados, así sea un poco más costoso, pienso que muchos de nosotros preferimos pagar un poco más con tal de conseguirlo”, explicó Rodolfo Maucó, otro comprador.

Sólo ligera
Mientras del aceite no hay ni rastros, de algunos productos sólo aparecen en los locales algunos sustitutos, tal es el caso de la margarina, que aunque no se consigue por ninguna parte, en algunos establecimientos se puede observar la versión light que no es tan popular como la original.
Asimismo, a falta de margarina, algunos anaqueles lucen repletos de mantequilla, producto que suele ser más costoso y tiene un porcentaje más elevado de grasas. También regresó la conocida manteca que he venido a ocupar el sitial de la desaparecida margarina.
En el caso de la leche en polvo, las únicas que se ven en los locales son las especiales de fórmula para lactantes.

Con otra cosa
Una de las estrategias que están empleando las grandes cadenas de supermercados es la de llenar los anaqueles con cualquier otro producto y ofrecer a los clientes una mayor cantidad de otros alimentos que si tengan en existencia suficiente.
Juan Carlos Moreno, empleado de una conocida cadena de supermercados relató que se hace también por un asunto de estética “Cuando no nos llega el producto no dejamos el estante vacío, allí ponemos otra cosa, para que la gente compre”, acotó.
Sin embargo Moreno corroboró la escasez de esos productos en la mayoría de los establecimientos “Se acaban rápido y a veces ni llegan”, puntualizó.

Publicado en Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.