Chevron retiró ejecutivos luego de detenciones de personal

La petrolera estadounidense Chevron retiro sus ejecutivos de Venezuela luego de que dos de sus trabajadores fueron encarcelados por una disputa contractual con Petróleos de Venezuela, de acuerdo con cuatro fuentes familiarizadas con el tema, reseñó Reuters en su página web.

Chevron pidió a otros empleados evitar las instalaciones de su empresa conjunta con la petrolera en Puerto La Cruz, dijeron las fuentes.

Las detenciones, efectuadas por funcionarios del Sebin, son las primeras en una petrolera extranjera desde que el gobierno de Nicolás Maduro lanzó una purga el año pasado, que ha resultado en el apresamiento de más de 80 ejecutivos en Pdvsa y socios comerciales.

Los trabajadores de Chevron podrían enfrentar cargos de traición por negarse a firmar un contrato de suministro de piezas de hornos elaborado por Pdvsa, informó Reuters esta semana. Los trabajadores se resistieron a los altos costos de las piezas y la falta de ofertas competitivas.

Cuando se le preguntó el martes acerca de las salidas, Chevron se negó a hablar sobre lo que llamó “asuntos de personal”. La semana pasada, la compañía dijo que estaba trabajando para la liberación de los empleados detenidos, Carlos Algarra y René Vásquez, que están representados por abogados de Chevron.

La transnacional no tiene planes de salir del país, según un empleado de la petrolera. La firma cree que Venezuela eventualmente se estabilizará.

El arresto habría sido por su negativa a firmar un contrato para la compra de suministros con presuntos sobrecostos

Mantienen operaciones. Chevron mantiene sus operaciones en Venezuela pese a la detención de dos de sus empleados el pasado 16 de abril, informó la compañía este miércoles.

«Chevron tiene un equipo ejecutivo en Venezuela. Nuestras operaciones continúan», dijo a la AFP una fuente de la empresa consultada sobre la posibilidad de que su personal abandone el país a raíz de las capturas.

Aunque aseguró no conocer el caso en detalle, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, defendió las actuaciones de la Fiscalía para combatir la corrupción en la industria petrolera y garantizó el respeto al debido proceso.

Por su parte, la Fiscalía no respondió a consultas realizadas por AFP tras el arresto de los empleados, Carlos Algarra y René Vásquez -ambos de nacionalidad venezolana- en la ciudad costera de Puerto la Cruz, Estado Anzoátegui. 

«Si hay que demostrar inocencia, hay que hacerlo ante las autoridades correspondientes y no huir», afirmó el canciller en Nueva York.

Los dos trabajadores de Petropiar -una empresa mixta de Chevron y la estatal venezolana PDVSA- permanecen en un centro de detención de Puerto La Cruz. Según versiones de prensa, el arresto habría sido por su negativa a firmar un contrato para la compra de suministros con presuntos sobrecostos.

Empleados de Chevron enfrentarían cargos de traición. En un comunicado, Chevron dijo la semana pasada regirse por un código de ética empresarial, conforme al cual cumple con todas las leyes venezolanas y estadounidenses vigentes.

«Nuestra prioridad es la seguridad de los empleados y su pronta liberación. Estamos colaborando con las autoridades venezolanas para entender el proceso. No conocemos las bases de la acusación», comentó la fuente.

Fuente: El Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.