2.569 millones de bolívares se perderían por cada día de parada

El presidente de Fedecámaras, Noel Álvarez, explicó este lunes que la propuesta que realizó en días pasados, sobre la aplicación de un día de parada en el sector empresarial y residencial, está siendo evaluada entre los afiliados.

Sin embargo, insistió que lo adecuado es que se concreten reuniones con cada sector de la economía porque cada uno de ellos tiene características propias, según el tipo de actividad productiva.

Comentó que además en el interior del país los racionamientos son prolongados, por lo tanto también se tendrá que tomar en cuenta no solo el sector sino la región. Además, explicó que el perder 8 horas de trabajo, implica una caída de 20 % en la producción de bienes y sin son más horas esta cifra, por supuesto, se incrementa. En bolívares fuertes estimó que se pierdan 2.569 millones por día no laborado (8 horas, bien sea fraccionado o corrido).

En tal sentido, aclaró que la propuesta consistiría en eliminar los racionamientos fraccionados y aplicar un solo día a la semana, lo cual permitiría a las empresas planificarse, aunque será inevitable la caída de la producción.

´Esto tiene que ser un tema de muchísima discusión en el país y por lo tanto aún no lo hemos aprobado, pero si queremos estudiarlo. Ya la industria lo está discutiendo, el comercio lo discutirá, todos los sectores y al final llegaremos a una reunión conjunta donde tomaremos una decisión definitiva´, dijo Álvarez.

Agregó: ´ya hay muchas empresas que están paralizadas, incluso por mucho más que las ocho horas diarias. Lo que nosotros pedimos al Gobierno es que se regularice la situación porque hoy en día lo que tienen es un desorden. Tiene que darse un diálogo franco y no una participación como la que nos hacen desde a través de un decreto donde ellos son los que ponen las condiciones y nosotros tenemos que acatarlas´.

´En estos momentos tenemos la disminución del consumo programado a través de la petición que se supone que es voluntaria pero que a la final va a tener una sanción. En el interior del país tenemos paradas obligatorias de dos, cuatro y hasta seis horas diarias´, dijo Álvarez.

Alertó que las condiciones para los trabajadores se afectan con la crisis energética porque las empresas se han visto en la obligación de apagar equipos como aires acondicionados y ascensores. Aseguró que los empresarios están haciendo un gran esfuerzo pero en muchos casos resulta difícil cumplir con las cuotas exigidas.

Asimismo, reiteró la necesidad de que el Gobierno Nacional, ofrezca facilidades para la importación de plantas, permitiendo el acceso oportuno a dólares preferenciales Bs. 2, 60, así como dando subsidios y créditos a los empresarios.

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.